Duda razonable

Violencia, impunidad y ejecuciones: vuelta al pasado

Los números de incidencia delictiva continúan su lentísimo descenso iniciado desde finales del sexenio pasado, tan lento que puede ser que 2015 termine con números muy parecidos a los de 2014. Al mismo tiempo algunas zonas del país, Guerrero y Tamaulipas en primerísimo lugar, no parecen tener arreglo.

La semana pasada, el Departamento de Estado de Estados Unidos hizo la siguiente advertencia sobre Tamaulipas: “A lo largo del Estado, el crimen violento, incluyendo homicidio, robo a mano armada, robo de auto, el secuestro, la extorsión y asalto sexual, plantean significativos riesgos de seguridad. La capacidad estatal y municipal para aplicar la ley es prácticamente inexistente en muchas partes de Tamaulipas. Los conflictos violentos entre elementos criminales rivales y/o los militares mexicanos pueden ocurrir en todas partes de la región y en todos los momentos del día”.

Frente a esa y otras crisis el gobierno da las mismas explicaciones que en el pasado: reacciones frente a alguna detención, enfrentamiento entre bandas delincuenciales, vamos por el camino correcto.

El Ejército y la Marina, sin un marco legal adecuado, siguen siendo los protagonistas de la lucha contra el crimen. Y frente a sus excesos, las instituciones civiles de procuración de justicia siguen siendo temerosas y dubitativas.

La semana pasada, el “Grupo de Trabajo plural de la Cámara de
Diputados para coadyuvar con las autoridades competentes en la investigación de los hechos ocurridos en el municipio de Tlatlaya” hizo público su informe final. Un devastador relato de la falta de transparencia, ineficacia y posible colusión para distorsionar los hechos de parte de las autoridades militares y las del Estado de México.

Ayer mismo un amplísimo reportaje de la periodista Laura Castellanos, publicado simultáneamente en dos medios mexicanos y uno de Estados Unidos, señala posibles atrocidades, ahora de policías federales contra civiles en Apatzingán el pasado 6 de enero.

El sábado pasado en la tarde, tres meses después de los hechos, la Comisión Nacional de Seguridad informó haber recibido un video “del cual se pueden inferir presuntos actos de uso excesivo de la fuerza o abuso de autoridad por parte de elementos de la Policía Federal, en el municipio de Apatzingán en el Estado de Michoacán”.

2015 se empieza a parecer a 2009, y 2010, y 2011…

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos