Duda razonable

El "Times", la mota, Peña y el urgente debate mexicano

The New York Times inició ayer una serie de reportajes y comentarios editoriales sobre la mariguana, en la que pide abiertamente al gobierno federal de Estados Unidos que derogue su prohibición.

Comparándola con la prohibición del alcohol que duró 13 años del siglo pasado, el Consejo Editorial del Times dice que “han pasado 40 años desde que el Congreso aprobó la prohibición de la mariguana infligiendo un enorme daño de la sociedad solo por prohibir una sustancia menos peligrosa que el alcohol”.

La enorme influencia del Times en la política estadunidense y en otras partes del mundo seguramente revivirá un debate que parecía haber perdido fuerza en el último año.

Dice el consejo editorial del Times: “No hay respuestas perfectas a las preocupaciones legítimas de la población sobre el consumo de mariguana. Pero tampoco existen este tipo de respuestas sobre el tabaco o el alcohol y creemos que en todos los ámbitos —efectos sobre la salud, el impacto en la sociedad y las cuestiones de la ley y el orden— la balanza se inclina claramente del lado de la legalización nacional. Eso pondrá las decisiones sobre la conveniencia de permitir la producción y consumo con fines recreativos o medicinales donde pertenece: a nivel estatal”.

En México, el debate parece haberse anquilosado. Por una parte hay una estrategia legal que navega con lentitud el laberinto del proceso judicial mexicano. En el lado político el impulso inicial de hace unos meses, sobre todo en la Ciudad de México, parece haber naufragado ante las dudas y silencios del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Tanto así que, salvo Jorge G. Castañeda en su artículo de Reforma, los impulsores de la legalización, dejaron pasar la muy interesante declaración del presidente Peña a El País el 9 de junio, en la que abiertamente pidió un debate regional al respecto: “La demanda que hemos hecho ya nosotros es que revisemos el tema, sentémonos a debatir sobre el tema, a revisar la política que se ha seguido en los últimos 30 o 40 años y que a la postre solamente ha arrojado mayor consumo y mayor producción de drogas. Por tanto, es una política fallida. Hay que revisar eso”.

Creo que la decisión del Times y la discusión que se generará esta semana es buena oportunidad para tomar la palabra a Peña Nieto y abrir un debate muy público que por fin termine con este absurdo que tanto nos ha costado en vidas, dinero y seguridad.


dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos