Duda razonable

Tanhuato y el uso proporcional de la fuerza

El comisionado nacional de Seguridad y el comisionado de la Policía Federal han dicho, esencialmente, lo siguiente respecto al enfrentamiento en el Rancho del Sol de Michoacán, donde murieron 42 presuntos delincuentes y un policía.

—Que todos los muertos dispararon.

—Que los muertos no se quisieron rendir y que aquellos que se rindieron están vivos y sanos.

—Que el resultado desigual es producto del mejor entrenamiento de los policías y el factor sorpresa.

Hoy no hay elementos para dudar de esas afirmaciones.

Nada de eso, sin embargo, aclara si el uso de la fuerza fue el adecuado. Entre otras cosas porque no ha quedado claro, por ejemplo, cuál era el objetivo del operativo y eso es central para evaluar proporcionalidad, según la norma. Porque el uso de la fuerza para la PF, como ayer lo recordó Alejandro Hope, está normado desde 2012.

Los “lineamientos generales para la regulación del uso de la fuerza pública por las instituciones policiales” dicen en su artículo 11:

“El principio de proporcionalidad implica que el uso de la fuerza será adecuado y en proporción a la resistencia o agresión recibida, atendiendo a su intensidad, duración y magnitud. Este principio impone que no se deberá actuar con todo el potencial de una unidad si las personas contra las que se usa la fuerza se encuentran en una situación cuantitativa y cualitativa inferior. En consecuencia, la fuerza empleada debe ser prudente y limitada, solo para alcanzar el control y neutralización de la agresión. El uso de la fuerza está en directa relación con los medios que emplean las personas que participan en la agresión, su número y grado de hostilidad.

“Artículo 18. Cuando el empleo de las armas de fuego sea inevitable, los integrantes de las instituciones policiales encargados de hacer cumplir la ley:

“a) Ejercerán moderación y actuarán en proporción a la gravedad del delito y al objetivo legítimo que se persiga;

“b) Reducirán al mínimo los daños y lesiones, asimismo respetarán y protegerán la vida humana…”

Contra esa norma hay que evaluar la acción de los federales. En los países con mejores prácticas esa valoración la hace una institución externa o un departamento de “Asuntos Internos” con supervisión ciudadana.

Eso habrá que esperar de la CNS y la Policía Federal. Nada más. Nada menos.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos