Duda razonable

Purificación y su extraño concepto del conflicto de interés

Ayer en internet circuló una llamada telefónica entre Purificación Carpinteyro y un empresario al que la misma diputada identificó como José Gutiérrez Becerril, quien, según entiendo, trabajó o trabaja en Movistar.

Me referiré a la grabación, obtenida ilegalmente, solo porque la misma Purificación la da por buena y no solo eso, sino que la utiliza como herramienta para decir que la conversación muestra que ella solo quiere acabar con los monopolios y, por lo tanto, no tiene nada de malo lo que ahí se dice.

La conversación es bastante clara. Carpinteyro tiene una idea de negocio que quiere consultar con Gutiérrez Becerril y tal vez invitarlo a participar. Se trata de crear un operador virtual de Telecom, como ya lo hacen muchos en otras partes del mundo y el mejor ejemplo, que pronto llegará a México, es Virgin. Son empresas sin infraestructura que rentan de otros operadores el ancho de banda y basan su oferta en mejor servicio y mejor precio sacrificando el margen de utilidad. La idea de Purificación es hacer eso no solo con voz, sino con datos y, sobre todo, con video. No sé mucho de esto, pero me parece que es una muy buena idea. A Purificación le urge ver a Gutiérrez, porque un viernes próximo va a ver a Peralta, uno imagina que es Carlos Peralta de Iusa, para pedirle el seed money o dinero inicial.

Un detalle: la señora no es empresaria, es legisladora. Miembro de la comisión que legisla el sector. Y esto sucede en momentos de ardua discusión sobre la nueva regulación sobre la materia.

En su página de internet la diputada escribió: “A diferencia de muchos defensores políticos de un sector de comunicaciones sin monopolios, yo sí estoy dispuesta a generar competencia en el sector tanto en la ley como en la práctica; de ahí la conversación que escucharon con José Gutiérrez Becerril, colega y gran aliado en esta cruzada”.

Es decir: como ella es buena debemos permitirle el obvio, gigante, monumental conflicto de interés.

No, diputada. Así como es una aberración que haya un senador que al mismo tiempo dirige un canal de televisión, u otras monadas de la telebancada, usted no puede fundar una empresa de Telco, con dinero de Carlos Peralta. No. Hoy en día sus posibles negocios de telecom no son un asunto privado, como dice en su carta.

El conflicto de interés es conflicto de interés aunque sea, como usted dice, diputada, para hacernos a todos el bien.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos