Duda razonable

Ostula, la prueba para Osorio, el valiente

Escribí aquí el viernes que la “táctica Osorio” para no renunciar después de la fuga de El Chapo fue la de la supuesta valentía, la del macho: “Las crisis son para enfrentarlas”, advirtió.

Tomémosle la palabra.

Ayer domingo le estalló otra crisis.

Todo empezó muy temprano cuando, según la agencia Quadratín, “elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México detuvieron al comandante de la guardia comunal de Ostula y de las autodefensas de la Costa-Sierra nahua michoacana, Cemeí Verdía Zepeda, en la localidad de La Placita de Morelos donde había acudido a una reunión de las fuerzas rurales de la región”.

Verdía ha sobrevivido dos atentados de Los Templarios, según la Procuraduría de Michoacán.  Ahora lo acusaron de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército. Las comunidades que hasta ayer protegía Verdía, al que reconocían como autoridad de seguridad, salieron a protestar.

En la zona había presencia del Ejército, la Marina y la Policía Federal, así como Fuerza Rural y otros grupos de policía comunitaria. Alrededor de mediodía algo sucedió que resultaron heridas cuatro personas de 63, 17, 32 y 6 años de edad. Perdió la vida un menor de 12 años.

Un niño fue asesinado.

El mismo domingo circularon en internet las fotografías de las víctimas, incluido el niño. Mensajes de gente cercana a Verdía y las autoridades municipales responsabilizando al Ejército de lo sucedido.

Ya en la noche, el Grupo de Coordinación Michoacán emitió un extrañísimo comunicado de prensa que arrancaba diciendo: “Las fuerzas castrenses y de seguridad pública están obligadas a actuar con apego al marco legal y respeto a los derechos humanos”. Luego decía que no tenía identificado “al grupo armado que agredió a la población y a las autoridades en la comunidad de Ixtapilla”. Pero exigía que se averiguara.

En ese grupo, además de tres representantes del gobierno estatal, hay tres subordinados directos del secretario Osorio: Israel Galván Jaimes, comisario estatal de la Policía Federal (PF); Florentino Coalla Pulido, delegado de la Secretaría de Gobernación en la entidad y el delegado del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Armando del Río Leal. Más la Marina, el Ejército y la PGR.

Un niño está muerto.

Nuestro secretario es de esos que no se raja, que enfrenta las crisis.

No dudo que en unas horas lo sabremos todo.

Quién, cómo, por qué.

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos