Duda razonable

OHL, lo que sigue y los que siguen

He escuchado más de una vez las grabaciones de llamadas entre funcionarios de OHL puestas de manera anónima en YouTube en las últimas semanas. Algo no me cuadra, debo confesar.

Las repeticiones de Pablo Wallentin de que están “metiendo un gol”, “cometiendo un fraude”, la manera en que quiere que se lo aclaren, ¿pero esto es un fraude, no? Las veces que pregunta y enfatiza cuánto es que hay que pagarles a los magistrados, la insistencia de no aumentar tarifas más que en la Ciudad de México, la determinación de Andrés de Oteyza de que no lo metan en nada que huela a fraude… En fin, hay una apariencia de coreografía. Como si supieran que alguien grababa. Tal vez sea solo yo. Pero algo no me cuadra.

Si a eso le sumamos la técnica de goteo calculado con que han salido los audios… uno sospecha que esto aún no termina.

La SCT ha anunciado que pedirá a la Secretaría de la Función Pública una revisión de los contratos de OHL con la entidad. Me temo que eso no será suficiente. Y me temo que no hemos dejado de escuchar las llamadas del señor Wallentin.

Me cuentan que a principios del sexenio, Andrés de Oteyza le decía a quien quisiera escucharlo que este sería el sexenio de OHL, en particular en Pemex. El entonces recién nombrado director de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, había sido consejero de OHL y miembro de su Comité de Auditoría.

No ha sido mal sexenio para OHL en Pemex, con quien nunca había trabajado. ¿Conflicto de interés? Nunca en este gobierno. Pero, ¿y si una llamada de Wallentin habla de Pemex?

Otro que desde París, o dondequiera que esté pasando su vacación, debe estar muy pendiente de YouTube todos los días es Marcelo Ebrard. Fue OHL el constructor de su obra que sí funciona: los segundos pisos y la Supervía Poniente. Y ya sabemos hoy que también hubo serias sobreestimaciones de tráfico.

Y así otros gobernadores y funcionarios que en los últimos años han tenido relación con una de las empresas constructoras más importantes en el país.

Reitero que esto es una especulación. Pero documentada por la extraña manera en que el tal señor Wallentin y algunos de sus compañeros insisten en cada llamada en dejar muy claro que lo que OHL hace es, casi siempre, por medio de una ilegalidad.

¿Quién habla así por teléfono en México del 2015?

 No me cuadra.

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos