Duda razonable

Luis Miranda, el apagafuegos de los millones

Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño son personajes cercanísimos a Enrique Peña Nieto. Pero todos en ese círculo saben que los amigos del Presidente se cuentan con una mano. Uno de ellos, tal vez el que más dentro de la administración está es Luis Miranda, el subsecretario de Gobernación.

El Presidente lo nombró en una de las más sensibles posiciones en el gabinete. Peña Nieto le tiene absoluta confianza y Miranda ejerce el poder y el presupuesto con libertad.

Desde la Secretaría de Gobierno del Estado de México, con Peña gobernador, fue su eficaz operador para mantener a grupos y organizaciones políticas alineados o al menos calladitos. Mejor amigo de los antorchistas durante años, por ejemplo, con mucho dinero en la mano y una buena dosis de paciencia en las negociaciones tuvo las calles de Toluca libres de protestas.

Desde Bucareli su misión ha sido la misma y mucho más complicada. Pero desde el inicio del sexenio cada marcha, cada protesta, cada grupo en busca de algo termina en su oficina. El arma preferida de Miranda para apaciguar pedigüeños es el dinero. Mucho dinero.

En la sección 22, integrantes de la CNTE, por ejemplo, se han llenado los bolsillos con dinero y plazas y otras complacencias. Eso, por supuesto, tiene un pequeño problema: los ha incentivado a regresar y regresar.

Hasta el año pasado esa estrategia además funcionaba porque era muy sencillo culpar al gobierno de Oaxaca —o al de Michoacán o Guerrero— de “no poner orden”.

Ya no.

Hoy, en asuntos de educación, el dinero lo maneja el gobierno federal. El dinero de nómina y las plazas ya no pasan por los estados.

El 9, 10 y 11 de febrero pasados la sección 22 estuvo en la Ciudad de México y mientras bloqueaba calles, sus líderes se juntaban con Miranda. Al final de cuentas los maestros oaxaqueños salieron felices de la Segob, dijeron a la prensa que tendrían más plazas y una “mesa de negociación” más y que insistían en que la reforma educativa no se implementará en Oaxaca.

En Gobernación solo el silencio. Hasta ahora.

La organización Mexicanos Primero, que preside Claudio X. González, anunció ayer que han presentado cuatro peticiones muy concretas al secretario de Gobernación en relación a esas negociaciones. (El documento se puede encontrar en www.mexicanosprimero.org) 

Si Miguel Ángel Osorio cumple con lo que le han pedido. Podremos revisar las tácticas de uno de los hombres más discretos, más poderosos, y más cercanos a Enrique Peña Nieto.

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos