Duda razonable

Iguala: el turno del secretario Osorio

Ayer escribí aquí que creía necesario complementar la investigación de la Procuraduría General de la República sobre lo sucedido hace cuatro meses en Iguala, con otra investigación no necesariamente penal, sino una que nos ayude a entender el ambiente de ineficiencia, negligencia y/o corrupción política que hizo posible el horror de la noche del 26 de septiembre.

Hoy sabemos que Iguala, los últimos años, era territorio tomado por la delincuencia. Hay rastros en documentos del Cisen, de la PGR, la fiscalía del Estado, discursos en el Senado y conversaciones entre políticos y funcionarios federales de altísimo nivel.

Arranquemos con esta pregunta clásica: ¿cuándo lo sabían y qué sabían cada una de las autoridades —de todos los niveles— de la situación de Iguala?

Ya se ha contado que fue la recomendación del hoy secretario Osorio Chong durante la transición que había que consolidar las funciones y responsabilidades de seguridad pública bajo el mando de la Secretaría de Gobernación. Y sabemos además que una de las ideas de la “nueva estrategia” del secretario Osorio era la coordinación y la creación de grupos de coordinación en cada estado.

De documentos oficiales cito que: “El Grupo de Coordinación Guerrero está conformado por las instancias municipales, estatales y federales en materia de seguridad pública y procuración de justicia de la entidad: Procuraduría General de la República, Policía Federal, Secretaría de Marina, Cisen, Secretaría de Gobernación,  Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil del Estado y las secretarías de Seguridad Pública Municipal de las distintas regiones quienes sesionan ordinariamente una vez a la semana y extraordinariamente las que sean necesarias, a fin de coordinar esfuerzos en la toma de decisiones para dar solución a las problemáticas que aquejan a la entidad”.

Una sencilla búsqueda en Google revela que estas reuniones existían, que sí se llevaban a cabo a menudo y que ahí estaban representantes de todos los entes federales y estatales mencionados en el párrafo anterior.

Para saber por qué pasó lo que pasó y que no vuelva a suceder, necesitamos saber qué se dijo en esas reuniones, quién lo dijo, a qué conclusión se llegó, por qué se actuó o se dejó de actuar.

Esas minutas puede obtenerlas, si no es que ya las tiene, el secretario Osorio.

Él tiene una historia que contar, que contarnos.


dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos