Duda razonable

El INEGI reitera: en México, un secuestro cada 5 minutos

En palabras de Jaime López Aranda, por años titular del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el INEGI provocó “un pequeño incendio en el edificio de análisis y debate de la seguridad pública en el país con su estimación del número de secuestros y desapariciones forzadas durante 2012. Encabezado tras encabezado: ‘105 mil 600 secuestros en México en 2012’, más de 104 mil secuestros de los que no tenía noticia nadie, ni la sociedad civil ni el gobierno y, peor, entre cuatro y cinco veces más secuestros que homicidios registrados por averiguaciones previas o por actas de defunción”.

Yo escribí el viernes que si “la cifra del INEGI es cierta habría que repensar de cero todo lo que hemos pensado sobre estrategia de justicia y lucha contra el crimen. No habrá policías ni fiscales ni jueces ni prisiones que alcancen. Si la cifra no es cierta, el INEGI cometió una enorme irresponsabilidad”.

Ayer conversé con Mario Palma, vicepresidente, y Adrián Franco, director general de Estadística del INEGI. Con los cuestionarios en la mano, me explicaron paso a paso cómo de las respuestas obtenidas en las más de 95 mil encuestas aplicadas a lo largo y ancho del país, después de limpiar los registros para evitar errores, duplicaciones y confusiones, se realizaron hasta 4 controles para comprobar que la información fuera correcta, hicieron un ejercicio estadístico y de proyección que han realizado en otros casos, se aplicaron técnicas de “telescopeo” y les dio como resultado la enorme cifra.

No tienen ninguna duda.

Me dijeron que llevaban ya dos años aplicando las preguntas y perfeccionando el método sin publicarlo. Ahora están seguros. Reiteran que la cifra incluye secuestro exprés, modalidad que es la mayoría, pero en 2012 hubo 105 mil 682 secuestros. Cinco veces el número de secuestros a escala mundial, según la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito. Aunque como bien apunta Palma, según esos números hay menos secuestros en México que en Alemania, Australia y Reino Unido, así que hay que tomarlos con reserva.

El INEGI se sostiene.

Toca hablar a las autoridades. Creo que es hora de repensarlo todo. Nuestra crisis es mucho mayor de lo que imaginamos.

Twitter: @puigcarlos