Duda razonable

Gracias, Cuarón (al ratito te contestan)

En las últimas semanas, a raíz de la accidentada manera en que se presentaron y procesaron las propuestas de leyes secundarias en telecomunicaciones y reforma electoral, varios han comenzado a señalar un problema en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Un gobierno que no defiende públicamente sus propuestas, que no debate en la arena pública con sus detractores, que apuesta a la operación política en corto.

Destaco los textos de Leon Krauze aquí, el sábado pasado; el de Jesús Silva Herzog-Márquez, ayer en Reforma, o el de Salvador Camarena el viernes en El Financiero.

Como para darles la razón, ayer el gobierno volvió a tropezar, ahora con un cineasta.

A finales de febrero pasado, León Krauze me mandó un mensaje apenas saliendo de entrevistar al presidente Peña Nieto. Había tres preguntas que había preparado con especial cuidado y las tres las había contestado el Presidente. Estaba contento. Esa misma tarde nos mandó fragmentos para MILENIO Digital y MILENIO Televisión.

La primera se refería a Carlos Vela y su negativa a ser convocado a la selección nacional, la segunda fue sobre la portada de Time y el Saving Mexico. Y la tercera era sobre Alfonso Cuarón, que le había dicho a Reforma sobre la reforma energética: “Habían prometido que al vender el país iba a haber seguridad, pero ahora se está vendiendo el país y la seguridad está cada vez peor”.

León le leyó la respuesta de Cuarón a Peña y el Presidente respondió, después de elogiar al cineasta como cineasta: “Creo que sobre las reformas que se han suscitado en México no han faltado los grupos que, en oposición a estas reformas, han generado desinformación y de ahí que algunos lleguen a comprar, o con insuficiente información, simplemente no conozcan el alcance y el sentido de las reformas…”. Desde ese día Cuarón (el mal informado) ha ganado un Oscar y ha sido nombrado entre los 100 personajes más influyentes del mundo por la misma revista que dijo que Peña estaba salvando a México.

Ayer lanzó diez dardos. Sensatos y certeros.

Peña le agradeció las preguntas, que dijo eran de muchos mexicanos y le contestó que le respondería… luego.

Todo mal.

Ha habido marchas, manifestaciones, bloqueos, cadenas humanas, debates parlamentarios, y el Presidente decide y promete que le contestará a un cineasta… al ratito.

Tendremos asunto para rato. Gracias, Cuarón; gracias, señor Presidente.

dudarazonable@milenio.com o Twitter: @puigcarlos