Duda razonable

Fidel Herrera, amigo de los andorranos

Fidel Herrera le ha pegado dos veces al premio mayor de la Lotería. Dos. Y por si eso fuera poco para comprobar su suerte, ahora se ha ganado otro premio al ser nombrado por el gobierno de Enrique Peña Nieto cónsul de México en Barcelona.

Nada mal.

En su primera entrevista en Barcelona, al Periódico de Cataluña, dio una muestra del tipo de diplomático que ahora propone el gobierno mexicano al mundo:

“No todas las salidas son para irse —dijo el ex gobernador de Veracruz al diario catalán citando a Jesús Reyes Heroles. A veces, en política, para entrar hay que salir. Y si ese fuese el caso, que hubiera que afrontar una prueba de gran disciplina y entrega, que no lo creo, ahí estaríamos. Yo veo esto como una gran oportunidad de servir al país. Aunque alguien por allí, mis críticos, afirmen que el consulado en Barcelona es como si me hubiera tocado la lotería. Simpatizo mucho con todo lo de esta región y País Vasco, Navarra…Y Andorra. Tengo amigos andorranos. Conozco a los cinco que viven en México”.

—¿Es cierto que dejó Veracruz endeudado a límites insospechados? Le preguntó la reportera Montse Martínez.

—Ese es el último argumento, cuando no prospera ni el de narco, ni gay, ni adicto, ni ratero...

—¿Gay también? También le llaman el gobernador fogoso, ¿por qué?

—Sí. También gay... Fogoso, por mujeriego...

Su prioridad como cónsul: un vuelo directo México-Barcelona y otro Cancún-Barcelona.

Bien.

Se podrían decir, se han dicho, muchas cosas de Herrera y sus años en Veracruz, pero el problema no es Fidel, sino lo que su nombramiento dice de cómo piensa el gobierno las relaciones con el mundo y el servicio diplomático. No serán meses y años sencillos para Catalunya, metido en una disputa muy seria con el gobierno español por su soberanía. ¿Qué piensa México de este proceso? Pues que sea Fidel Herrera quien lo maneje y que multiplique los vuelos, haciendo honor a aquello que hemos aprendido este sexenio: viajar es lo mismo que hacer política exterior.

Por cierto, según datos de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado de Veracruz, cuando Herrera llegó al gobierno el total de obligaciones financieras del Estado era de mil 877 millones de pesos. Cuando se fue, al cuarto trimestre de 2010 era de 21 mil millones.

 

Twitter: @puigcarlos