Duda razonable

Aquella FIL y la capacidad de recuperación de Peña Nieto

Hace dos años, coincidiendo también con la Feria Internacional de Libro que se inaugura mañana, Enrique Peña Nieto vivió días muy complicados que estuvieron cerca de afectar en serio su camino hacia la Presidencia y resultaron claves en cómo afrontar las crisis.

Primero aquella conferencia de prensa en la que Jacobo García, corresponsal de El Mundo de España, hizo la pregunta cuya respuesta sobrevive hasta hoy en la memoria de tantos mexicanos sobre los libros que habrían marcado la vida del ex gobernador mexiquense. Después, la entrevista a Salvador Camarena para el diario El País, en la que se atoró con preguntas específicas sobre el costo de la vida y terminó diciendo que “él no era la señora de la casa”.

Apenas arrancaba Peña Nieto su camino como candidato. Tenía altísimos niveles de conocimiento y muy buena —aunque suave— aceptación entre posibles votantes. Dos tropiezos amplificados por las redes tuvieron un impacto inmediato. El equipo más cercano de Peña se tomó muy en serio lo sucedido. Lo diagnosticó, lo evaluó, impuso medidas preventivas para todos los involucrados y, sobre todo, se prometió nunca más relajarse.

Los meses que siguieron a ese diciembre y hasta el viernes 11 de mayo en la Universidad Iberoamericana, Peña y su equipo realizaron una campaña que fue una máquina precisa, demoledora. Tanto así que le alcanzó para resistir, no solo la Ibero y el 132, sino el crecimiento de AMLO a costa del derrumbe de Vázquez Mota.

Un principio de diciembre dos años después, Enrique Peña Nieto vuelve a vivir momentos complicados. La salida del PRD del Pacto por México acaba con el mejor producto del sexenio, con una muy buena marca. Con gran aceptación internacional, el Pacto que ayer mató Zambrano fue responsable de aquello del Mexico Moment y guió las reformas que caracterizaron este primer año. Quedan pocos días para el fin del periodo ordinario de sesiones. Si no se aprueba la reforma energética —que enviaría un gran mensaje a mercados internacionales— el año será recordado sobre todo por su malísimo desempeño económico y muy magros resultados en seguridad.

Otro diciembre complicado para Peña Nieto. Igual que hace dos años, su equipo deberá tomárselo en serio. En juego hay mucho más que una campaña presidencial.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos