Duda razonable

El “chilloteo” de Emma Coronel. Una carta de Sara Sefchovich

Recibí este correo de mi admirada Sara Sefchovich:

“Carlos, cuando conversamos en tu programa En 15 sobre mi libro ¡Atrévete! Propuesta hereje contra la violencia en México (Aguilar 2014) te viste muy escéptico con mi teoría de que las madres, esposas, y demás mujeres de las familias saben bien lo que pasa con sus parientes delincuentes y los protegen y defienden y apoyan porque se benefician de ello, que es precisamente por lo que pienso que son las que podrían ayudar a sacar del hoyo de violencia a este país.

“Te lo quería recordar ahora que Emma Coronel, la (cuarta) esposa del Chapo, anda chilloteando por todas partes y presentando solicitudes a las comisiones de derechos humanos nacional e internacionales, porque al pobre de su marido no lo tratan bien en la cárcel. Y los medios recogen su ‘dolor’.

“Ese ‘dolor’ es precisamente mi argumento para convencerlas de que debían ayudar a bajarle a la violencia, porque no quieren que ellos sufran o mueran. Pero no lo hacen porque se benefician de eso. Y este es exactamente mi tema: mientras la sociedad mexicana se beneficie de la delincuencia (organizada o desorganizada), no saldremos de este hoyo.

“Algo más: no queremos hablar de las familias de los victimarios, solo de las víctimas. Es una decisión comprensible pero que nos impide avanzar en el entendimiento de la violencia y por lo tanto en el de cómo acabarla (eso es imposible, pero al menos bajarla). Acabo de pasar cuatro meses en Israel y Europa y lo más impresionante que vi (eso fui a estudiar) es que se atreven a entrarle a ese otro lado con lo del terrorismo”.

Primero debo disculparme si Sara sintió que no creí lo que plantea ¡Atrévete! Y más ahora que vemos a Emma Coronel peregrinar en instancias y medios.

Es cierto lo que dice Sara en su libro. Los delincuentes viven en comunidades, tienen esposas e hijos y madres y amigos y compadres que en muchos casos se benefician de las actividades ilícitas y por años guardan silencio, si no que coadyuvan.

Tiene razón Sara. Es una conversación nacional que no hemos tenido y que urge tener.

El Chapo debe ser tratado con dignidad y respetando sus derechos humanos, sí.

Emma Coronel debería explicarnos cómo vivió junto al más buscado tantos años. Eso ayudaría a entender la violencia que vivimos.

Twitter: @puigcarlos