Duda razonable

A lo que Peña no se atrevió

Hoy el presidente Enrique Peña Nieto anunciará las conclusiones de los foros sobre la mariguana organizadas después de la decisión de la Suprema Corte de Justicia al amparar a cuatro individuos para consumir mariguana.

El gobierno, en el corazón un conservador, que además sabe que no hay ningún beneficio electoral en hacer lo correcto, como lo señalan decenas de estudios, entró a la discusión reticente, mandó a su vocero, Manuel Mondragón, a empujar la continuación del prohibicionismo, y en los hechos, hasta hoy, ha boicoteado cualquier esfuerzo legislativo para racionalizar la absurda guerra contra las drogas.

Pues bien. Después de no querer, el Presidente fue a la ONU, dijo algunas ambigüedades y hoy nos dirá qué propone para el país.

Será poco, será igual de conservador y sobre todo será muy confuso.

Se propondrá que no se considere como delito "la posesión para estricto consumo personal de alguno de los narcóticos señalados en la tabla en igual o inferior cantidad a la prevista en la misma...".

Y la tabla se cambio... tan tan tan... solo para la mariguana y hasta 28 gramos.

Sí, unos pocos churros más y ya.

Nada sobre a quién se puede comprar, quién puede sembrar, cómo se puede adquirir. O si nadie puede ni sembrar ni vender.

Si alguien tiene 28 gramos será porque los compró en Colorado y los pasó ilegalmente o le cayeron del cielo. Nada serio pues.

Porque hasta donde he averiguado, y creo que he averiguado bien, aunque mañana cambiarán el artículo 195 del Código Penal seguirá amarrado al 194.

Me explico:

El nuevo 195 dirá: que cuando un inculpado posea alguno de los narcóticos señalados en la tabla prevista en el artículo 479 de la Ley General de Salud, en cantidad igual o superior a la que resulte de multiplicar por mil el monto de las previstas en dicha tabla, se presume que la posesión tiene como objeto cometer alguna de las conductas previstas en el artículo 194 de este Código, "en el caso de la cannabis sativa, índica y americana o marihuana, dicha presunción se actualizará cuando la cantidad que se posea sea igual o superior a cinco kilogramos".

Es decir, la pura cantidad, prueba la intención. Absurdo era, absurdo seguirá siendo. Nada cambia.

Usted podrá fumarse 28 gramos, pero nadie puede tener cinco kilos.

Ahí arréglese con su policía para ver cuánto pesa su mota.

Suena complicado pues.

En fin.

Ganaron Mondragón y sus compas.

Otra oportunidad perdida.


Twitter: @puigcarlos