Los caminos no vistos

Una nueva línea divisoria

1 Los juicios de Nuremberg desmantelaron definitivamente a la filosofía, la ciencia y el arte.

Todo lo que existía hasta ese momento perdió significado, incluso el hombre, pues la II Guerra descubrió que éste no era un ser distinto del animal.

Filósofos, psicólogos, historiadores, artistas, iniciaron un proceso de significación del mundo, del hombre y de Dios y se entabló una verdadera investigación para dilucidar si el hombre era esencialmente bueno o malo.

Había que abrir nuevos caminos y significados para comprender al hombre actual, y para ello se fragmentó todo.

***

2 Un mundo sin significado, fragmentado, sólo podía vivir en el aquí y ahora –incapaz de ir hacia adelante, aunque con la duda permanente.

La fragmentación, esa gran potencia de desarrollo científico, generó el mayor mal de ahora, la confusión, derivada a su vez del relativismo individual, en el que cada quien tiene su verdad.

Rumi decía que la verdad era un espejo que Dios dejó caer y se quebró en mil pedazos. Cada hombre tiene su pedacito y piensa que ese fragmento es toda la verdad, pero hasta ahora a nadie se le ha ocurrido pensar que cada una de esas "verdades" es sólo una pieza de un rompecabezas, el cual habría que armar.

3 Hay una línea divisoria en la historia del hombre que rige todavía, línea que debería moverse ya para entender mejor lo que hemos hecho en la actualidad.

Antes y después de los juicios de Nuremberg, porque las sentencias dieron una fase diferente a la filosofía, la ciencia y el arte.

***

4 ¿Cuál es la estética que rige actualmente la actividad artística? ¿Hay una estética de validez general? ¿Es la generalización enemiga de la libertad del hombre, o sólo es un pretexto para mantener la fragmentación del conocimiento?

A partir de De Saussure nos encontramos con una división tajante entre la gramática tradicional y la gramática lingüística y con ello viene el fin de la poética y la retórica prescriptivas, frente a la poética y retórica descriptivas, creadoras de la confusión que desemboca en la deconstrucción. Sin embargo, la filosofía y el arte se consideran sólo lenguaje, y más que lenguaje objeto, metalenguaje, cuya máxima expresión es la afirmación de que el inconsciente –lo que para el hombre común es el alma es modelado por el lenguaje.

***

5 El hombre, ha dejado el cuerpo y se ha vuelto lenguaje, y conforme a la división clásica de De Saussure, el cuerpo sería el significante y los actos (pensar, hablar, hacer) el significado.

Ese animal llamado hombre ya no existe, ahora es un conglomerado de palabras.