Miscelánea Política

Los verdaderos candidatos a la mini

Para el joven Giancarlo Peredo.
Con sincero afecto.

En mi entrega pasada ("La mini gubernatura. Todos a cuchillo.") y como siempre lo hace el colaborador de esta casa editorial, el gran Resendiz, ilustró gráficamente mi entrega semanal que como bien dicen, "las imágenes dicen más que mil palabras". ¡Al tema!

El pasado miércoles en un agradable desayuno con mi fraternal amigo Memo Deloya recordamos viejos tiempos en su paso por el malogrado gobierno "Marinista" y de su actitud de lealtad que expost asumió frente al ingrato comportamiento del entonces gobernador, hoy en desgracia.

Le reiteré que no soy un sicario de la política, le expresé que los prianistas van a cuchillo por la mini gubernatura al igual que los panistas; que la salvedad de que en el primer caso todos lanzan esputos entre sí y se descalifican ¿Dónde la unidad?; ¿Dónde la civilidad política? Con independencia de que el grupo de aspirantes que en la realidad se reduce a dos, Blanca Alcalá y Enrique Doger, los demás levantan la mano para después negociar y volver a levantar la mano del impuesto a dedo.

Al tiempo, Memo Deloya no necesita entrar al trapo de las discordias y de las descalificaciones. Memo es joven, culto, talentoso y con la gran inteligencia que le heredó su padre a quien tanto quise, como diría Miguel Hernández "A Ramón Sijé". Las descalificaciones de Mario Marín a su persona son de salva, vamos petardos, por tanto le recomiendo que por ahora haga sus deberes, lo que siempre hace de manera escrupulosa y con indiscutible talento, su tiempo ya llegará y entonces aquellos mindundis que lo atacan acudirán a él en busca de ayuda y para decirle que siempre le vieron futuro.

En aquel grato encuentro matutino tuve la oportunidad de saludar a Don Melquiades Morales y Roberto Moya, a su tocayo Francisco Fraile y al ex gobernador de Oaxaca Diodoro Carrasco, con quienes charlamos de manera amena por unos cuantos minutos, que siempre vienen bien cuando se charla con personas inteligentes.

Reitero lo que dije en mi pasada entrega, los prianistas van a cuchillo por la mini gubernatura, al igual que los panistas y neopanistas. En efecto, este hueso les dará la oportunidad a quien llegue, ya sea del tricolor o del blanquiazul, en donde Gali se erige como el más viable para contender contra Blanca Alcalá o contra Enrique Doger. Si el tricolor no cierra filas, habrán de ser víctimas de una irremediable derrota, que durante un año ocho meses y quizá en la contienda por la grande los traiga de capa caída.

Moreno Valle ya trabaja con sus huestes cooptando a panistas del Yunque y también a los radicales de siempre, confía en el triunfo. ¿Y si este no se da?, ¿Qué nos espera a los poblanos? Ingobernabilidad, cacería de brujas, cobro de facturas, políticas públicas nimias y un alud de advenedizos marinistas que de cierto trataran de montarse en el carro de la victoria, en caso de que esta se dé ¡Qué horror! Entonces, si la victoria es para el PRI, ojalá previo a la toma de posesión del vencedor(a), le recomiendo de manera previa tomar una dosis diaria de ácido glutámico y recordar lo que no se debe hacer en un gobierno como el marinista y su burbuja.

Si el equipero de Rafael se alza con el triunfo, que se haga de un equipo con capacidad probada y no de enchufados o puestos a dedo como en muchos casos sucede en esta, su administración. Vaya un abrazo sincero a los tres contendientes, todos mis amigos o por lo menos eso creo. El tiempo lo dirá.

mezavcm.abogados@gmail.com