Miscelánea Política

El tonto útil

Para las bases de mi partido, el PRI, -que no el PRIAN-.
Con solidaridad absoluta.

Después de la estrepitosa caída en las elecciones del pasado 5 de junio por parte del PRIAN, entreguista, y sometido a los intereses transnacionales, sobrevino la dimisión del presidente del CEN de este partido político, otrora defensor de las causas populares, de las áreas estratégicas, la soberanía nacional, en suma, de las improntas revolucionarias que le dieron vida, dejan encargada del despacho a la diputada federal Carolina Monroy del Mazo, a guisa de comentario sobrina del presidente de la República, quien de viva voz y a preguntas específicas de los periodistas, en un acto de obediencia y genuflexión de los camanduleros que obedecen a su morueco, afirma que el consejo político tomará la determinación de quien suceda al ex poderoso Manlio Fabio Beltrones, abundando que, la palabra del presidente Peña Nieto por supuesto influirá por ser el primer priista en el país (sic?).

En los mentideros de café entre politólogos y politiqueros, se especulaba la entronización de un político de cepa, con cara de prianista, que caminara como tal, y que tuviera un arraigo a prueba de cuestionamientos dentro de la militancia, lo que nadie esperaba es que en este pragmatismo chabacano del circo de la política en la que vivimos, pudiera pensarse en que el sucedáneo de Beltrones fuera un neo prianista, peor aún, alguien que aspiró a formar parte del INE, antes IFE, y que en más de 2 ocasiones expresó no pertenecer a un partido político. En este gabinete federal de parientes, amigos, enchufados a dedo, en suma, chupópteros de la política, se encuentra el señor Enrique Ochoa Reza, amigo personal de Peña Nieto, concesionario en el transporte público de taxis y conocido por poseer una vasta colección de pinturas de muy elevado precio y de autores varios, siendo sus preferidas las de Frida Kahlo, sus empleados taxistas circulan en la ciudad de México, Monterrey y en esta levítica ciudad, por evidentes órdenes de su mecenas dejó la Comisión Federal de Electricidad, y en esta democracia prianista, júrenlo que se va a cumplir la máxima de que en política lo que parece es, no cabe duda que el lema de mi partido el PRI -que no el PRIAN-, "Democracia y justicia social" es una falacia en este pragmatismo grosero que ha dado al traste con las ideologías políticas que todos los partidos nacionales por imperativo constitucional deben presentar en términos del artículo 41 de la Carta de Querétaro, hasta hoy, personaje anodino y desconocido, no solo por el consejo político nacional que de cierto en la toma de protesta de este inexperto político aplaudirán a rabiar a su nuevo tótem, a su Ayatola, y pronto se olvidarán de aquél político que transitó por todos los cargos habidos y por haber de la mano del extinto Fernando Gutiérrez Barrios, diputado local, federal, senador, gobernador de su estado, presidente del PRI, muy cercano a todos los presidentes de la República a partir de Salinas de Gortari, quien tendrá que arrastrar la ignominia de una de las más ominosas derrotas de un presidente nacional de partido.

No se dude que la cama ya estaba tendida, y que sus aspiraciones futuras hoy se encuentran enterradas, "nos chingaron compadre", diría el otro. Hay que recordar todas las expectativas que el nombramiento de Beltrones generó en personajes tanto de la política como de la iniciativa privada que juraban cobrar venganza de sus adversarios en todo el mosaico de este hermoso país ensangrentado y en vísperas de dar cuenta de sus últimos estertores, gracias al grosero comportamiento antinacionalista de los 3 últimos presidentes en turno, que han permitido a través de la sobornización de las cámaras del Congreso de la Unión la entrega de nuestra soberanía nacional como en su momento lo hiciera Antonio López de Santa Ana, y créanme que no exagero.

Entonces, sin ser pitoniso ni augur de días nefastos, sobre este PRIAN sin ideología y antidemocrático se avisoran nubarrones que traerán como consecuencia la alternancia en el poder para el 2018, el PRI del que nuestra militancia leal y seguidora de su ideología como la que pretendo conservar ha muerto. Un dirigente nacional sin oficio y talento alguno, cuya única divisa si así pudiera llamársele es su inexplicable y ostentosa riqueza como también lo es su gran amistad con el ejecutivo federal, y alguien podría preguntarle, señor futuro presidente del PRIAN, lo anterior ¿es bueno o será malo? Lo digo sin acritud, ¡pero lo digo!

mezavcm.abogados@gmail.com