Miscelánea Política

Un desafortunado parangón

Los acontecimientos políticos que campean hoy en día en España, con la entronización del partido “Podemos”, la serie de encarcelamientos por actos de corrupción de la Banca y sus altos ex funcionarios y colaboradores de peso pesado como Rodrigo Rato; la puesta en duda de un importante número de funcionarios cercanos a  Rajoy en cuanto a sus malos manejos financieros de naturaleza partidista, al cobrar en negro y de manera soterrada; la pérdida de las elecciones en  Andalucía Con Carmen de Cospedal a quien el presidente de España se empeña en  retener en el cargo como dirigente en el PP, su partido, pese a su nula experiencia en los quehaceres político electorales que llevan a un significativo avance del PSOE, gracias al carisma, juventud y capacidad política en el debate de su Secretario General, quien ya se apuntala como la principal Carta de los socialistas para contender en las próximas elecciones presidenciales, por el destape de la cloaca que ha puesto en jaque a la derecha hispana; los más de cuatro millones y medio de parados, pese al ofrecimiento de campaña del señor Rajoy para que en 2015 el problema estuviera solucionado o casi solucionado. En España sobre este rubro van de mal en peor.

España, recordaran ustedes, al inicio del Triunfo de Rodrigo Rajoy, estuvo a punto del rescate por determinación de la Unión Europea, lo que hubiera sido un golpe de alto impacto con sus consabidas consecuencias, entre otras, la salida del Euro, y la defenestración de la península ibérica de los beneficios y tutela Europea de los países miembros, lo cierto es que España se desliza en un gran tobogán que la puede llevar a convertirse como diría Noam Chompsky en un “Estado fallido”.

La situación descrita ut supra, es un ejercicio para hacer un parangón de lo que acontece en éste país en el que vivimos. Una corrupción desmedida por parte de los miembros del gabinetazo Peñista, el destape de actos groseros y abusivos por parte de sus más cercanos colaboradores en la adquisición de propiedades que no podrían pagar  con el salario que perciben, ni aun habiendo devengado éste de corridito durante cincuenta años. Una dictadura mediática en donde la información en todos sus ámbitos es militante, sirviendo gustosamente al  poder en turno; la censura y la mordaza de personajes valientes que trascienden la noticia de manera veraz y objetiva, que solo sirven a su dignidad y a sus convicciones  para trascender solo la verdad, pase lo que pase. Carmen Aristegui es un caso oprobioso que ofende y violenta el derecho del ciudadano  para allegarse de una información veraz y objetiva. En México como en España, los desempleados aumentan día con día, la praxis en la política es una constante de ideologías ya no podemos hablar, En el tendedero de las “memeses Peñistas” no cabe una más, ya no hay sorpresas, ya no hay indignación, esta política se ha banalizado al extremo de convertirse en politiquería pura que los mindundis y abyectos neopriistas aplauden a rabiar porque…¡la ignorancia es atrevida¡ Por eso, el título de ésta entrega. Lo digo sin acritud, ¡pero lo digo!

mezavcm.abogados@gmail.com