Miscelánea Política

Rumorología política

Para el abogado Jesús Serano Alfonso de la Vega, jurista excepcional y mejor amigo.

En este mismo espacio he hablado de las características de mi partido el PRI, otrora defensor de las causas populares, del campesinado, del sector obrero, de la educación laica y gratuita, en suma, del partido creador de instituciones y de una corriente ideológica opuesta al conservadurismo de la ultraderecha rampante xenofóbica y perniciosa, radical e intolerante, que hoy atado al pragmatismo puro -que no a su ideología- se ha mimetizado con los "valores" execrables de Acción Nacional para convertirse en el PRIAN, dejando a un lado las improntas contenidas en sus documentos básicos y estatutarios, al tiempo de tirar por la borda aquellos legados de sus fundadores que le permitieron gobernar por más de 70 años a partir de la entronización de los tecnócratas irredentos, del Salinismo hasta el Zedillismo que terminó por entregar el poder a nuestros adversarios sempiternos que hoy en connivencia con la cúpula priista híbrida y desdibujada pretenden entregar a los intereses extranjeros una gran parte de nuestra soberanía.
"Pacto por México", "Ronda Cero", las "Reformas estructurales en materia energética, educativa y hacendaria", la "Ley Federal de Competencia Económica", no son otra cosa que las respuestas surgidas del centralismo antinacionalista del Ejecutivo que violando la Constitución General de la República somete al Legislativo y en no pocas veces al Judicial, vulnerando flagrantemente el principio de división de poderes, en donde una sola persona envía ordenes lineales al Congreso de la Unión para cumplir sus propósitos entreguistas. Aquí en Puebla y en todos los Estados de la República los efectos de aquella intromisión grosera, se asumen con docilidad.
El sometimiento, la abyección, la intolerancia y la cerrazón de los capos, son acogidos por quienes llamándose priistas hacen mutis ante tales vejaciones aprobando a vara palo y a trompa talega la reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Carta de Querétaro sin saber ni conocer que con ello están asestando un terrible golpe a la Nación. Me refiero a los diputados del Congreso Local empezando por el presidente del Comité Directivo Estatal de mi partido, hoy en desgracia, "Pablito" Fernández del Campo, quien por un plato de lentejas (curul), se encuentra sometido y cargando en las espaldas la ignominia y la vergüenza de haber perdido su dignidad como político (sic. politiquero?), lo anterior en ocasión de haber aprobado sin discusión, debate en lo particular o en lo general, las reformas aprobadas por el Constituyente Permanente de los que esta Legislatura forma parte, mediante la orden recibida desde el centro.
Si bien el procedimiento de creación de las normas constitucionales se encuentran cuestionadas a través del amparo 70/2014 en el Juzgado Octavo de Distrito en materia Administrativa del Primer Circuito, con grandes posibilidades de no correr la misma suerte del Amparo de "Los Intelectuales" o de aquél promovido por Camacho Solís y que le fue negado por el Pleno de la Corte, (Amparo en Revisión 1334/98), que tanta polémica causó en su momento, los congresos locales, entre ellos el de Puebla se convirtieron en vasallos de este trapisonda jurídico.
Las bases de la verdadera militancia priista piden angustiadas un líder verdadero que atienda y cumpla de manera escrupulosa con nuestros principios básicos y estatutarios, no teleñecos como "Pablito" y sus corifeos, guardados en un zulo para que no suelten esputos cargados de estulticia política.
Pese a que me he ofrecido para tomar el timón de este barco ya sin andamiaje ideológico, que gracias a la actitud antidemocrática del actual CEN del PRIAN se hace más que imposible, se habla de la llegada de Guillermo Deloya Cobián, actual presidente del ICADEP a nivel nacional, amigo y hermano, a quien espero no darle el beso del diablo por mi cercanía con él.
Ojalá que estos rumores no solo sean eso, simples bulos o filfas, para tranquilizar a las huestes de la militancia de cepa, ojalá que Guillermo Deloya, joven escritor, político y de reconocidas raíces priistas se convierta en el sucedáneo del actual presidente de salva y así tener la esperanza de que existe alguna posibilidad de que mi partido retome sus cauces revolucionarios. Amén.