Miscelánea Política

Madero vs Cordero, una cargada sin parangón

Es público y sabido que los compromisos políticos adquiridos por quienes participan de la política nacional en el partido blanquiazul y que, gracias a los “buenos” oficios del peor presidente de este país en la historia (Calderón Hinojosa), permitió la entronización de amigos, excompañeros, compadres, todos anodinos y nefastos para el desarrollo de este país que, amenaza con desguazarse, hacen todo tipo de gestiones para “amarrar” a quienes habrán de decidir los destinos de la futura dirigencia del PAN, todos sumándose a otro de los más nefastos secretarios de estado como Ernesto Cordero, senador de la República, ignorante y anodino a quien pretenden llevar al triunfo frente al experimentado Gustavo Madero mediante trapacerías, guerras sucias, personeros del mal, que lanzan señales provenientes de su pater familia, último expresidente panista, ponen en duda la limpieza de un proceso que no da tiempo de remondar por la cercanía de las elecciones.
Advenedizos como Lozano Alarcón, otro nefasto secretario de estado, proxeneta de la moral política, cuya actividad y tiempo ocupa en las redes sociales, principalmente en el Twitter, lo único que sabe hacer es moverle la cola a Televisa y a Peña Nieto, todos estos politiqueros, cabildean, gestionan, chantajean y muerden la mano a sus protectores, su actividad y maledicencias a la persona del señor Madero, va in crescendo al grado de asegurar que el triunfo de Cordero es un hecho, en esta política para bufones, descrita por González Calero, ya nos ofrece una guerra con potaje y aderezos de agrio sabor, sin importar la ideología ni los perjuicios que el arribo de Cordero traerían para el grupo conservador les pudiera causar, menos al exsecretario de trabajo, que lo único bueno que tiene es aporrear el piano y twitear incordiando a quien puede, hoy descrito en Proceso como priista, panista, zedillista, calderonista, cochis de Televisa y ahora corderista.
De ser exitoso el cabildeo de este camaleónico político, lego en derecho, se estaría asestando un golpe a la democracia interna del PAN a través del chantaje y la extorsión y pese a que no compartiré nunca los ideales conservadores de la derecha y menos de la ultra derecha yunquista, considero que Madero hizo un papel más que aceptable en la dirigencia de su partido.
Considero que Rafael Moreno Valle no está equivocado y que su simpatía por éste último tiene razones de peso. Imagínense los panistas a un dirigente cuyo único atributo es el de ser amigo cercano del presidente Calderón Hinojosa, quien superó las expectativas ignominiosas de quien nos avergonzó durante seis años por su ignorancia supina como Ejecutivo Federal en la persona del politiquero –que no político- Vicente Fox.
Los intereses de Lozano Alarcón, como buen sicario de la política, ahora están al servicio de Videgaray, de Peña Nieto, y principalmente de su exjefe, antes referido, pero por encima de todo de sus intereses personales. Mañana para nadie será extraño verlo en una actitud suplicante pidiendo asilo en las filas del PRD, del Verde Ecologista, incluso del PTOjalá que estas actitudes del nefasto senador “pianista” –que no panista- deje de confundir las churras con las merinas y que pirrando porque el amigo de su exjefe alcance la dirigencia del partido conservador, de no ser así lo veremos llorando como una Carracuca, apestado y mal oliente.
Espero entonces que no se salga con la suya para que yo no termine como en confesión espiritual diciendo: “acúsome padre de que dije una estulticia que resultó ser cierta”. ¡Amén!