Miscelánea Política

Homenaje a Madiba

Para: Jaqueline Meza Viveros, con todo mi cariño y solidaridad.

Después de 27 años de haber sido privado de la libertad por cuestiones raciales, condenado a cadena perpetua, hasta su liberación en febrero de mil novecientos noventa, falleció el cinco de diciembre pasado el líder y premio nobel de la paz, a la postre ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela “Madiba” o “Tata” título honorifico que le otorgaran los miembros del “Clan Mandela”, su lucha incansable por los derechos fundamentales y humanos de la raza negra lo llevaron a vivir una silenciosa e irónicamente estridente prisión, que le permitió ganarse el respeto universal para convertirse en paradigma de lo que el autoritarismo del poder que se opuso a la democratización racial que preconizaba se convirtiera finalmente en una realidad. En un hecho histórico Mandela convocó a los más importantes mandatarios del orbe el día de su muerte.
El pasado diciembre la Corte Europea de Derechos Humanos puso fin a la famosa “doctrina” Parot que establecía la imposibilidad para que  criminales terroristas pudieran obtener su libertad a través de beneficios como la redención por trabajo en prisión con sentencias que superaron los tres mil años en algunos casos, pues tenían que compurgar cada una de las condenas de manera individual y no el plazo de treinta años que como máximo establece el Código Penal Español de 1973, lo que hacía que los miembros de grupos terroristas etarras y en general de criminales seriales materialmente fueran sometidos a una condena a perpetuidad; el nombre de esta doctrina responde al caso Henri Parot miembro del comando ETA o comando “ARGALA”, quien recibió veintiséis sentencias que sumaban cuatro mil ochocientos años de prisión por más de ochenta asesinatos. La también terrorista Inés del Rio condenada a tres mil seiscientos años de prisión obtuvo de la Corte Europea de Derechos Humanos, reunida en gran sala el veintiuno de octubre de dos mil trece, el beneficio que concedía el Código Penal español de 1976 que previene que nadie podrá mantenerse en prisión por más de treinta años . El fallo genero una gran conmoción entre los familiares de las víctimas asesinadas y de aquellos familiares que ajenos al grupo terrorista ETA compurgaron un máximo de veinticinco años pese a haber cometido crímenes del orden común como secuestros, violaciones, homicidios todos de naturaleza serial y que también, en todos ellos se rebasaban los cien años, llegando hasta más de dos mil. El fin de la doctrina Parot sigue causando gran polémica entre la comunidad europea y una gran decepción entre los familiares de las víctimas quienes sufrieron un agravio más por parte de los miembros más emblemáticos de ETA, quienes se reunieron el pasado cuatro de enero para asumir “la vía política de la izquierda abertzale”, partido político que al parecer no comparte sus ideales. Los etarras liberados (63) asistieron a la reunión sin  pedir perdón por sus actos, limitándose solo a reconocer la gravedad y trascendencia de estos, lo que fue motivo de gran indignación en la comunidad hispana, Francia y en general el centro de Europa.
La popularidad de Artur Mas sigue ganando puntos y simpatizantes en Cataluña como presidente de la generalidad de esta región al insistir en la celebración de un referéndum para lograr la soberanía de Cataluña basado en el principio de que todo pueblo tiene derecho a su autodeterminación. El político catalán logro un posicionamiento de gran relevancia ante la masiva manifestación de la diada del once de septiembre de dos mil doce en Barcelona en donde más de la mitad de los catalanes han apoyado su posición hacia la soberanía de Cataluña, mientras tanto Mariano Rajoy sigue perdiendo adeptos ante sus frustrados intentos por abatir el creciente número de parados en España viviendo la crisis política más aguda de la que se tenga memoria, por supuesto superando al Gobierno de Aznar, con quien colaboro de cerca en el PP (Partido Popular) hoy convertido en su más acido crítico.
Para finalizar recomiendo a mis lectores el libro de Dolia Estévez corresponsal de medios mexicanos y analista de Política Exterior “El Embajador” Editorial “temas ‘de hoy.” Edición 2013, quien al entrevistar a embajadores de Estados Unidos en México, John A. Gavin tuvo respuestas para la autora en relación a los acontecimientos políticos de la más alta trascendencia por su delicadeza en materia de corrupción vividos en los gobiernos de López Portillo y Miguel de la Madrid, cito algunas de ellas: Dolía Estévez.-¿El caso Camarena fue un parte aguas en su gestión de embajador?; John A. Gavin. Supongo que sí. Más que el terremoto.
En relación a Manuel Bartlett y a diversas preguntas de la periodista respondió: “…Bartlett quiso limpiar la Secretaria de Gobernación pero enfrentó muchos problemas… mi opinión es que Bartlett era como dicen un “mensch” (en yiddish persona admirable por su fortaleza)…”