Miscelánea Política

Consciencias perversas

Aquel que no agradece un pequeño favor, no agradecerá uno grande.
Mahoma (570-632)
Principal profeta del Islam.

Para Luis Banck Serrato,
con el afecto de siempre.

Como ustedes sabrán, el inefable Javier Lozano Alarcón, hoy senador anodino por el Estado de Puebla, al que solo visita para rendir honores y asumir actitudes genuflexas con su amo a quien se debe y a quien le juega las contras, al apoyar incondicionalmente a otro neo panista camaleónico igual que él, también uno de los peores funcionarios públicos de los que se tenga historia, Ernesto Cordero Arroyo, para ocupar la Presidencia del Partido Acción Nacional, no por su convicción en la capacidad del contendiente sino por su conocida abyección para quien considera debe servir y según se lo ordene su expatrón.
Resulta que ante la cascada de mensajes en las redes sociales y esputos que acostumbra este chupóptero de la política, para descalificar al hoy presidente del PAN, ya recibió dos o tres collejas por parte de verdaderos miembros de Acción Nacional, quienes lo han llamado oportunista, advenedizo, al tiempo de declararlo incompetente para pronunciarse por candidato alguno en atención a que es ajeno a la ideología panista, la que enarbolaron desde 1939, Gómez Morín, Clouthier, Luis H. Álvarez, Luis Felipe Bravo Mena, Carlos Castillo Peraza, Diego Fernández de Cevallos, entre otros. En efecto, les asiste la razón a quienes incordiados por la actitud de quien se desvivió y luchó incansablemente para contender por el PRI y en su momento defender su "ideología" priista en San Lázaro, lo que finalmente no sucedió para fortuna de los electores, hoy es el clown de las cachetadas, de los miembros de la ultraderecha quienes respaldan a su actual dirigente para continuar en el timón blanquiazul.
Viene a mi memoria el haber cometido el grave error, sin conocer al personaje de este entrega, de haberlo defendido en la prensa y en la radio, de los ataques dirigidos en su contra por el entonces presidente del Comité Municipal del PRI en Puebla, Miguel Ángel Cevallos López, enviado por Mario Marín para descalificarlo por, advenedizo y por no haber vivido nunca en Puebla. Hoy me arrepiento de haber entrado a un trapo que no me correspondía al opugnar la crítica del profesor Ceballos y justificar su derecho para ser candidato de mi partido, contender y alcanzar una curul a un personaje que pasará a la historia como un esperpento de la política nacional y un ejemplo de lo que no se debe hacer.
El engaño, la traición, la mentira, la doble moral, la corrupción y otros "valores" (para él), que constituyen el transitar de su vida en la política y que han ido formando el negro patrimonio moral que lo arropa, no obstante ello, este macarra de la moral, critica a su coordinador de bancada Jorge Luis Preciado por una comida que organizó para festejar el Día de la Candelaria, cuando sus trapacerías, hacen palidecer este acto y cualquiera que usted quiera comparar, remember "o copelas o cuello", por no citar un sin fin más de actitudes oprobiosas de este camandulero.
Reitero, no como lo afirma Arturo Rueda, en el caso de que pierda el asunto que patrocino en defensa de los intereses procesales de Manuel Bartlett Díaz, dejaré el litigio en este Estado, a cambio por supuesto de que el sujeto de marras, en caso de perder hasta la última instancia el juicio, pida licencia en el Senado, (reto que por cierto ya aceptó), haciendo saber que el procedimiento por daño moral a todas luces improcedente, hoy se encuentra en manos de tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia, no termina ahí, como lo piensan muchos, el asunto termina en los Tribunales Colegiados y llegado el caso, en amparo en Revisión ante el Máximo Tribunal de Justicia en el País.
Espero que la delgada piel de Javier Lozano lo motive para iniciar un procedimiento de daño moral en mi contra. Con gusto, le reitero que son un caso perdido (el juicio y él). Seguramente nos veremos en los Tribunales Colegiados y en su oportunidad llegado el caso en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El fallo en segunda instancia está por resolverse pero, esto no se acaba ¡hasta que se acaba!
Para finalizar le recuerdo al personaje obseso del twitter, y demás redes sociales (Javier Lozano), quien se mete con Luis Banck, se mete conmigo y usted Senador de salva, lo hizo de manera impertinente y soez, se lo digo sin acritud, pero se lo digo y, con careo. ¿Quedamos?