Miscelánea Política

¡Cambalache!

¿Quién no ha cantado o escuchado alguna vez el famosísimo tango “Uno”? ¿Quién no recuerda a su autor, José Santos Discépolo? Sin embargo, pocos tienen presente otro tango que, sin competir con aquel, no deja de ser una lección de vida, me refiero a “Cambalache” y traigo a esta entrega el tema, dadas la características de las campañas que se avecinan dentro del PRIAN, para competir por una curul en 2015 y por posicionarse cuanto antes para el 2016 y 2018, en las que los poblanos y la militancia de base del PRI tendrán que tragar sapos por la visible imposición de “Blanca la única”, para la chica o para la grande, en cuyo caso los que la conocemos estamos ciertos que sería un gran despropósito; pero la politiquería y la orden lineal mueven a la bufalada, desde ya.

Esta panda de politicastros ha venido haciendo amarres para apoyar a quien considera la mejor candidata, la que podría recuperar la plaza en favor del PRI (sic? PRIAN), hoy desdibujado y sin su plataforma ideológica revolucionaria.

El tango “Cambalache” viene al pelo para estos chupópteros de la política que insisten en entronizar para la grande a “Bla, Bla, Bla, Blanquita Alcalá”. Cito entonces, parte del texto de esta hermosa composición, para seguir con la tela del tema en este circo de la política poblana: “…Siglo XX, cambalache problemático y febril el que no llora no mama y el que no roba es un gis, …hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso o estafador, todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor, es lo mismo el que labura noche y día como un buey que el que vive de las minas, que el que roba, que el que mata o está fuera de la ley… Mezclaos con Stravisnky van Don Bosco y Lamiñon, Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín, igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclado la vida y herida por un sable vi llorar la Biblia contra un colofón…”

Como pueden ver, el tango de Santos Discépolo es una lección de vida y lo es porque refiriéndose al siglo XX su impronta cobra vida en la actualidad y así nos damos cuenta que, por una parte, muchos grillos se pondrán el saco, otros abrirán los ojos, otros harán lo posible y hasta lo imposible por impedir una imposición deleznable y oprobiosa en la persona de quien hoy derechizada hasta el tope, ha sacado ya del armario sus prendas que le permitan moverse de manera camaleónica y dibujar su  mejor sonrisa para quienes no la conocen.

Ojalá que esto no suceda, que se trate de un bulo y que principalmente a las verdaderas bases priistas no se les olvide su desastroso gobierno, en su paso por la presidencia municipal de esta ciudad capital, y consideren además la agravante de que para dar cauce a su ambición, la hoy senadora no ha dudado en cobijarse bajo el padrinazgo de su patrón, Emilio Gamboa, hombre oscuro, perverso, que encabeza a los salinistas en el poder, que protege los intereses del duopolio televisivo y es uno de los políticos que más han impulsado el modelo neoliberal en México y llevado al PRI a perder el rumbo ideológico.

La mano de Gamboa para pujar por Alcalá como un proyecto político personal, se ha dejado sentir ya a partir de la reunión que a principios de año sostuvieron con los diputados locales del PRI, en la que se acordó respaldarlos en la construcción de su agenda legislativa, en su relación con el gobierno federal y hasta la interlocución con la administración de Rafael Moreno Valle Rosas, pero con la condición de que se tienen que dejar pastorear necesariamente por Blanca Alcalá.

La presente entrega de ninguna manera obedece entonces a resabios o desencuentros personales. Obedece a un sinnúmero de actitudes de traición abierta al verdadero PRI, por el que he seguido luchando para que retome sus cauces estatutarios, hoy olvidados en la praxis grosera de los intereses de unos cuantos.

mezavcm.abogados@gmail.com