Sin pedir audiencia

La comedia de Villa Corona

Con el respaldo de la Fiscalía General del Estado que toma el control policiaco de Villa Corona, Rodolfo Rubalcava Muñoz podrá asumir ahora sí con libertad el cargo de presidente municipal que constitucionalmente obtuvo el pasado siete de junio de 2015.

Termina de esta manera la simulación que vivió esta población con Ramón Sierra Cabrera al frente de la administración desde su cargo como secretario general y la evidente usurpación de funciones de este personaje en el ayuntamiento.

El propio fiscal general Eduardo Almaguer, fue quien se encargó de revelar que Rubalcava Muñoz había decidido regresar al cargo tras una licencia presentada en diciembre pasado para ausentarse por el lapso de un año.

El fiscal reveló que sobre Sierra Cabrera pesan acusaciones de usurpación de funciones y otros procesos pendientes de los cuales no quiso revelar más datos.

Sin embargo, la comedia vivida en este municipio ubicado a escasos 50 kilómetros de Guadalajara, es digna de tenerla presente para evitar que la historia se repita.

Rodolfo Rubalcava Muñoz podrá despachar por primera vez desde la oficina del presidente municipal, el portal del ayuntamiento tendrá alcalde y hasta el próximo 15 de septiembre le tocará dar el grito de independencia.

Lo que no podrá Rubalcava Muñoz, será desligarse tan fácilmente de la sombra de su ex patrón Ramón Sierra Cabrera, con quien colaboró directamente en la organización Consejo de Vigilancia Ciudadana, A.C. (COVIC), plataforma creada por el empresario taurino para ganar la presidencia.

Tampoco podrá negar la forma como se prestó para registrarse como candidato a la alcaldía de Villa Corona y aparecer en la boleta electoral, a sabiendas que el verdadero abanderado del Partido Humanista y quien hizo campaña fue Ramón Sierra.

En la página de Facebook de COVIC (https://www.facebook.com/covic.villacorona?fref=ts), es posible encontrar numerosas fotografías del activismo de su dirigente Ramón Sierra acompañado de Rodolfo Rubalcava Muñoz en la entrega de regalos en navidad, apoyos a equipos de futbol, instalación de comedores municipales y reparto de miles de pañales a las mujeres de la región.

En las memorias de la campaña del Partido Humanista en el proceso electoral de 2015, abundan también fotografías y videos donde figura el restituido alcalde de Villa Corona en actos proselitistas pero siempre apareciendo en tercera fila.

Si en este pequeño municipio hubo un montaje para ganar la elección, Rodolfo Rubalcava Muñoz no puede alegar ser ajeno al mismo, ya que estuvo enterado y formó parte de la propia simulación.

Algo debió suceder en su relación con Ramón Sierra, puesto que vivía en una finca donde antes era un restaurante de mariscos propiedad del propio empresario dueño de la plaza de toros El Centenario.

Cuando la Fiscalía General intervino en diciembre pasado al tomar el mando de la policía, Rubalcava Muñoz en un video defendió a Ramón Sierra, negó que hubiera intentado suicidarse y culpó a la fiscalía por lo que pudiera pasarle a él, a su familia, pero también a la familia de Ramón Sierra.

De los procesos penales que la fiscalía atribuye a Ramón Sierra, todavía no hay claridad, ya que ante el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, este individuo no aparece con antecedentes penales.

Paradójicamente, desde la clandestinidad donde Ramón Sierra Cabrera se encuentra, al ver que su ex empleado asume el cargo de alcalde, seguramente pensará que “nadie sabe para quién trabaja…”

Y ahora que el gobierno estatal ha decidido intervenir en la vida política en las regiones, ya es tiempo que voltee a ver lo que sucede en El Salto, el otro municipio con dueño del cual hablaré en futuras entregas.

(La historia completa en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com