Sin pedir audiencia

Un tren a ciegas

El diario Mural consignó la respuesta que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes dio al ciudadano Arturo Gómez Hernández, cuando quiso conocer detalles sobre el proyecto de la línea 3 del Tren Eléctrico Urbano, la “joya” de la Administración de Aristóteles Sandoval.

Aunque en principio rechazó dar curso a su petición, en el recurso de revisión 4625/13, la dependencia responde que el proyecto ejecutivo de la citada obra “se encuentra clasificada como reservada por un plazo de 3 años de conformidad con lo dispuesto por el Artículo 12, fracción sexta de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental”.

Tampoco la dependencia respondió a la petición de información sobre la evaluación del trazo, alternativas tecnológicas, estudio técnico, estudio legal, estudio ambiental y análisis de Costo-Beneficio de la Línea 3.

La insólita decisión de reservar el proyecto de casi 18 mil millones de pesos ha contribuido a enrarecer el entorno a una de las más anheladas obras en la historia de Jalisco.

La defensa ramplona que el PRI ha pretendido realizar a la misma, llega a extremos de calificar como “opositores” a la línea 3 y al progreso de la ciudad tan solo porque algún regidor de oposición, no importa el partido, exija información, el proyecto ejecutivo y la explicación de la partida de donde saldrán los mil 800 millones de pesos que tiene que aportar Jalisco.

Con mayoría priista, los ayuntamientos han dado luz verde al convenio de coordinación mediante el cual facilitarán los trámites para la construcción de la línea, sin que hasta el momento se presentara el proyecto integral.

A la inconformidad, se suma la retrasada estrategia de “socialización” de los municipios sobre las bondades del transporte.

Vecinos de Zapopan de colonias y comercios de la avenida Ávila Camacho por donde el tren iría en forma elevada, han manifestado su malestar y reclamado que no se considerara la ruta en forma subterránea.

En tiempos donde la transparencia tendría que ser un ejercicio obligatorio, es incomprensible que los ciudadanos no podamos acceder a los detalles de la mayor inversión en el estado.

Si los gobiernos federal y estatal prefieren ocultar el proyecto para evitar que se politice, se trata de una estrategia equivocada en razón de un dato muy simple: el mayor éxito sin duda del gobierno de Aristóteles, será construir la línea 3; sin embargo, el malestar por la opacidad y las obras, estará más cercano a las elecciones de 2015 que el beneficio de estrenar la nueva línea del Tren Eléctrico Urbano.

***    ***    ***

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com