Sin pedir audiencia

La renovación del transporte, pasa por Dina

En su oficina de Puerta de Hierro, durante una entrevista que me concedió cuando era candidato al senado, Raymundo Gómez Flores me dijo:

-- Iré al senado sólo si gano. No aceptaré el cargo si llego como primera minoría.

Pero el primero de septiembre del 2000, Omar Raymundo Gómez Flores rendía protesta en el Congreso de la Unión pese a haber sido derrotado por el panista Felipe Vicencio Álvarez. Lo hacía en su carácter de primera minoría.

En el 2005, con miras al siguiente proceso electoral, Gómez Flores se destapó para buscar la candidatura a la gubernatura arropado por una veintena de senadores, el gobernador Eduardo Bours y el líder del senado Enrique Jackson. Pero el entonces alcalde de Zapopan, Arturo Zamora Jiménez, le ganaría la nominación.

En 2009, Raymundo se registró como precandidato a Zapopan y contendió junto con Héctor Vielma y Salvador Rizo Ayala. Gómez Flores declinaría al final a favor de Vielma.

Para el proceso electoral de 2012, esta vez el empresario jugó a la segura. Apoyó a Enrique Alfaro y lo hizo al mismo tiempo con el priista Aristóteles Sandoval, fórmula muy común entre el empresariado jalisciense…

Pero al margen de su fugaz carrera y sus intentos políticos, que incluyeron lanzar volantes desde una avioneta en pleno mitin de cierre de campaña de Vicente Fox en Guadalajara; o crear una “marabunta” para que recorriera colonias para promoverlo; o pedir a los posibles electores una conversión con la singular petición: “Raymundízate”, Raymundo ha demostrado que lo suyo, lo suyo, son los negocios.

Con el retorno del PRI al gobierno estatal, la firma Dina, propiedad de Raymundo Gómez Flores, ha corrido con la suerte de ser la empresa favorecida con la compra de los nuevos camiones en color verde y hasta con el Macrobús, originalmente Volvo azul en el gobierno del PAN y ahora rojo con cuatro nuevas unidades Dina que costaron 4.5 millones de pesos cada una.

Tras el accidente de la prepa 10 que motivó dar reversa a la tarifa del transporte, el gobierno estatal puso en marcha la primera ruta segura, la ruta 13, misma que comenzó a operar Servicios y Transportes con 21 camiones nuevos marca Dina.

Más adelante, el 17 de julio de 2014, las autoridades estatales dan el banderazo a la ruta 368 con 32 unidades nuevas color verde también marca Dina. La inversión fue de 32 millones de pesos.

Hasta septiembre pasado, según datos de la Secretaría de Movilidad, un total de 350 camiones han sido renovados con unidades equipadas con letreros luminosos, cámaras de vigilancia, dispositivos GPS, gobernador de velocidad y rampas para discapacitados.

Fuentes consultadas revelan que de los vehículos renovados, al menos 210 unidades son de la marca Dina y el resto Mercedes u otra firma. Curiosamente siempre que se trata de una empresa estatal, la compra de los camiones es Dina mientras que cuando la decisión es de particulares eligen otras marcas.

En medio de esta transformación del transporte, en el Congreso local hay una iniciativa enviada por el Ejecutivo para conformar un fideicomiso que sirva de aval a los transportistas para la renovación de unidades.

En concreto, se espera adquirir 359 camiones y los transportistas tendrían 51 meses para liquidar los créditos.

Sería un monto de 623 millones de pesos distribuido de la siguiente forma: 280 para Servicios y Transportes; 99 para Sistecozome; 196 para trolebuses y 48 millones de pesos para el Sistema del Tren Eléctrico Urbano. Para subrogatarios habría 280 en un fondo de garantía, para un total de 903 millones de pesos.

La pregunta, por supuesto, es si con estas nuevas unidades seguirá la buena estrella de Dina y Raymundo Gómez Flores.

(La invito a que me vea, escuche y lea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com