Sin pedir audiencia

Los costos del rezago en el Poder Judicial

Prueba del tradicional sometimiento que el Poder Ejecutivo ejerce respecto al judicial, sucedió con la reciente asignación del presupuesto para 2014.

No obstante los discursos de que habría un mejor trato para abatir el grave rezago que enfrentan los juzgados en el estado, el panorama no cambió.

Los 104 juzgados de Jalisco acumulan 156 mil expedientes, lo que arroja un promedio de casi mil 500 por juzgado, aunque existe al menos uno que acumula siete mil juicios. La media internacional señala que cada juez tendría que conocer 600 por año.

Esta abultada carga, según señala el presidente del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), Luis Carlos Vega Pámanes, representa unos 150 mil millones de pesos en todo tipo de procesos que están pendientes.

La conformación del Poder Judicial ha dado paso a un trato diferenciado y con criterios políticos. En la gestión de Celso Rodríguez, fue evidente la parálisis por el enfrentamiento entre el Supremo Tribunal y el Consejo de la Judicatura, este último un órgano administrativo que disputó también su espacio político.

Tal vez por eso es ahora el Tribunal quien recibe el mejor trato en contraste con el Consejo. Para el 2014, el STJ recibirá 471 millones 221 mil pesos, es decir 132 millones 531 mil pesos más que en 2013 para un 39 por ciento de incremento; la Judicatura obtendrá 593 millones 120 mil pesos, 18 millones 129 mil pesos más que en 2013 para un 3.15 por ciento de aumento.

Por cada expediente, el Tribunal recibirá 33 mil 700 pesos, por tres mil 954 pesos del Consejo.

Un ejercicio realizado por la Comisión de Administración del Consejo, encontró que el Congreso reasignó erróneamente al STJ los siguientes recursos: nueve millones para juzgados penales, pero el tribunal no administra juzgados sino salas; 12 millones de pesos para juicios orales, pero el dinero tuvo que ser primero para los juzgados y un año después para las salas y siete millones de pesos para ajustes salariales, pero el problema de sueldos está en el Consejo.

Por si fuera poco, además de recibir la Ciudad Judicial sin terminar, el Consejo solicitó recursos para transporte de personal, mantenimiento, energía eléctrica, mantenimiento de aires acondicionados, plantas residuales, bombas de agua, pintura, jardinería, ductos, elevadores, agua potable, recolección de basura, seguridad y hasta fumigación, pero no recibió un solo peso.

Episodios de un Ejecutivo magnánimo que irá otorgando apoyos para estos y otros gastos del Poder Judicial, lo veremos en los próximos meses en una historia repetida de control político.

***    ***    ***

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com