Sin pedir audiencia

TV Morfosis en tierra de Gabo

Bogotá, Colombia.- Flanqueada por sus impresionantes montañas y su legado cultural, la ciudad de Bogotá, Colombia, se abre paso entre la modernidad y un pasado violento inmediato que no lo termina de abandonar.

Con una población de 7.6 millones de personas (según el censo oficial) y unos ocho millones de acuerdo con el resto de los colombianos, la ciudad se muestra orgullosa de sus monumentos y museos, pero padece los estragos de cualquier metrópoli de Latinoamérica.

Por sus calles circulan un millón y medio de automóviles, más de 400 mil motocicletas y 53 mil taxis regulares (expertos dicen que son 40 mil más de los que requiere una ciudad de estas dimensiones), lo que ha llevado al gobierno a establecer el programa “pico y placa”: las placas 1, 3, 5, 7 y 9 no circulan de 06:00 a 08:30 horas y de 15:00 a 19:30 horas los días impares y las 2, 4, 6, 8 y 0 no lo hacen los días pares.

A diferencia de otros lugares del mundo, aquí el 5 de febrero de cada año se realiza el “Día sin carro y moto”, por lo que los colombianos se desplazan en transporte público y bicicletas.

Es más, este miércoles se realizará por primera ocasión otra vez el “día sin carro y moto” (segundo en el año) en un intento de la autoridad municipal de realizarlo una vez cada mes, medida que ha resultado impopular.

De hecho, la bicicleta es un modo de traslado bastante empleado a través de 376 kilómetros de ciclorutas donde todos los días se realizan 450 mil viajes.

El tema de la seguridad es punto y aparte. En los hoteles de la ciudad, se recomienda no hablar por teléfono celular ni exhibir objetos de valor en lugares públicos y solamente recurrir a taxis en centrales telefónicas o el hotel y nunca en las calles.

La recomendación es no aventurarse a caminar de noche en las calles de Bogotá y preferentemente desplazarse en taxis regulares con destinos específicos.

Aún así, Bogotá es un centro internacional de negocios y turismo que en 2012 ocupó el puesto 42 entre 900 ciudades del mundo y el sexto en América Latina.

Según cifras oficiales, recibe ocho millones de turistas cada año, concentra el 55 por ciento de las transaciones financieras de todo Colombia, con cerca de 300 mil empresas instaladas y genera el 25 por ciento del Producto Interno Bruto del país.

Motivo de admiración en Bogotá son sus teatros y museos; el festival iberoamericano de teatro que se realiza en abril y el museo Botero que alberga 123 piezas del artista y 85 obras de Picasso, Monet, Dalí, Giacometti, Calder y Renoir.

Personaje central en la historia de la ciudad es Gabriel García Márquez, que está metido en el ánimo y la piel de los colombianos.

Es por eso que el Centro Cultural lleva su nombre en un complejo de nueve mil 500 metros cuadrados y una biblioteca con 45 mil títulos y cerca de cien mil ejemplares.

Muestra de la fascinación por Gabo, es que este martes inició en Bogotá la Feria Internacional del Libro en su honor y que tiene como país invitado a “Macondo”, el mítico pueblo de Cien Años de Soledad. Es la primera vez que una feria del libro tiene como invitado a un país ficticio.

Con todo y su esplendor, la ciudad no ha podido superar el estigma ominoso de la figura de Pablo Escobar Gaviria, quien escribió una historia de sangre y terror en Colombia. Bogotá fue el centro neurálgico de los afanes de poder y odio de Escobar, que dejaron como saldo bombazos, secuestros y crímenes.

Aquí, bajo este crisol que es la capital de Colombia, se realiza el 22, 23 y 24 de abril, el noveno Foro Internacional de Televisión TV Morfosis, con el tema: Oportunidades para la Industria Audiovisual Iberoamericana en los Nuevos Escenarios de la Televisión.

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com