Sin pedir audiencia

Requisa para el transporte público

Sucedió coincidentemente también en el mes de marzo, pero hace cuatro años.

Agobiado el gobierno de Veracruz por las numerosas presiones por el mal servicio del transporte público, enviaron al Congreso local una iniciativa de reformas a la Ley de Tránsito y Transporte del Estado que incluía la figura de la requisa.

El cinco de marzo de 2010, los diputados locales aprobaron por mayoría las modificaciones y facultaron entonces al mandatario estatal a ordenar, de manera fundada y motivada, la requisa del servicio público de transporte de pasajeros.

La medida tendría que ver con garantizar la prestación del servicio y satisfacer las necesidades de la población cuando sucedieran los siguientes supuestos: cuando prevalezca el deterioro de la calidad, seguridad, oportunidad, permanencia o continuidad en la prestación del servicio público.

El gobierno estatal utilizará el personal operativo de las unidades respetando sus derechos laborales y la requisa se mantendría mientras subsistan las condiciones que la motivaron. El Gobierno del Estado indemnizaría hasta con un 50 por ciento de los daños causados.

Según las reformas, se creaba un Consejo Técnico Estatal del Transporte que fijaba entre otras condiciones a concesionarios y permisionarios, que tenían que garantizar en todo momento la seguridad, calidad, continuidad y permanencia en el otorgamiento del servicio.

Además de instalar en las unidades gobernador de velocidad, sistemas de cierres de puertas, sistema GPS de localización y dispositivo de conteo de pasajeros. En caso de un accidente en que las unidades generen daños o causen un deceso, serían retenidas para garantizar la reparación del daño y el concesionario deberá cubrirlos con un seguro o con recursos propios.

Las reformas y la inclusión de la figura de “requisa” en la ley de tránsito de Veracruz, se dio luego de las presiones sociales en ese año, ya que en poco más de dos meses había ocurrido una ola de “cinco” muertos por el transporte público urbano.

En la zona metropolitana de Guadalajara sumamos ya 14 fallecidos, los camioneros insisten en desafiar a la autoridad con paros, con pésimo servicio, con represalias a los estudiantes a los que niegan el servicio y con distintas amenazas.

No estaría mal que el gobierno estatal promoviera una adición a la nueva Ley de Movilidad y que junto a los causales del retiro de concesiones, incluyera la figura de la temible “requisa”.

En Veracruz todavía no la usan, pero el servicio de transporte mejoró con tan solo incluirla en las noches de insomnio de los señores camioneros.

***    ***    ***

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com