Sin pedir audiencia

Historia de una urna

Es la estrella del Instituto Electoral y Participación Ciudadana del Estado de Jalisco. Concentra el mayor número de notas y reflectores. No es un empleado más y tampoco es económico. De hecho, costó 37 millones de pesos.

Se trata de la urna electrónica que fue sometida a prueba en las elecciones de 2012 en 43 municipios de Jalisco, una elección extraordinaria y hasta un plebiscito en Italia. Fue “placeada” en escuelas, en medios de comunicación y siempre elogiada como el más eficiente mecanismo paras elecciones.

Las bondades de la urna que fue motivo de polémica en el estado, fueron siempre exaltadas por el presidente consejero Tomás Figueroa. Por ejemplo, según Figueroa, los comicios son más económicos con esta fórmula y además es “amigable” con el medio ambiente.

Establecía también el siguiente comparativo: En 2009, la elección tuvo un costo total de 20 mil 887 millones de pesos, de los cuales, 9 mil 150 millones de pesos se invirtieron en gastos operativos del IFE, así como en papeletas, urnas y mamparas, en total, 548.7 toneladas de papel comparado con el precio nominal de una urna electrónica que fue de 2 mil 300 dólares.

El presidente del IEPC mencionaba que, “en un principio la inversión es importante, y para los consecuentes procesos electorales nosotros en el caso de Jalisco por el número de urnas que se compraron, en dos procesos y medio, estos costos se reducirían, y sobre todo la sustentabilidad de nuestra democracia, que ya no se gastaría en papel”.

Además, garantizaba que el voto sea libre y secreto, así como realizar un recuento, si algún partido no está conforme, este sistema podría aplicarse en todo el país, para ello, tendría que contemplarse en las leyes secundarias de la reforma electoral, que iban a analizarse en el Congreso.

Tuxcueca se convirtió en el primer municipio de Jalisco y de toda la república mexicana donde todos los votantes usaron urnas electrónicas para emitir su voto.

Pero ni con todos sus atributos, la labor realizada por la urna fue suficiente para garantizar la permanencia en automático de los consejeros electorales.

Con la creación del Instituto Nacional Electoral y la desaparición del IFE, los organismos locales electorales desaparecerán y ahora tendrán que someterse los consejeros al proceso de una convocatoria para nombrar los nuevos integrantes de lo que serían como delegaciones del INE.

En esta consulta, participarán los consejeros de Jalisco como lo harán los de Tlaxcala, Yucatán o Sinaloa, que no tienen la fortuna de tener entre sus filas la llamada urna electrónica.

***    ***    ***

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com)

martinezmcarlos@hotmail.com