Sin pedir audiencia

Corrido de la muerte

El 17 de febrero pasado, el compositor Martín Ruvalcaba acudió a las diez de la mañana con su primo Jesús Ruvalcaba a su oficina de la asociación vecinal “Colonos Unidos del Salto”.

Iba a que le invitara un café. Mientras la cafetera funcionaba y estaba lista la bebida, Martín dijo que iría por unas galletas a la tienda. Fue en ese momento que frente a la puerta de la cochera habilitada como despacho, un hombre apareció y abrió fuego contra el músico.

Dos balazos. Uno en el pecho y Martín cayó mal herido mientras que el agresor huía hacia una motocicleta donde estaba su cómplice.

Los vecinos describirían a un sujeto con gorra de cabello corto como policía. Otros declararon que hasta le vieron un chaleco antibalas.

Jesús Ruvalcaba tardó diez minutos en recibir respuesta de la policía del Salto y 40 minutos pasaron hasta que acudió la ambulancia de la Cruz Verde que llevó a su pariente a una pequeña clínica en lugar de un hospital para atender la grave lesión.

Junto a la camilla, Martín Ruvalcaba alcanzó a comentarle:

-- No se apure primo, en una semana estoy listo.

Pero el compositor falleció esa misma noche en el Hospital Civil de Guadalajara, lo que destapó una ola de indignación de parte del equipo del precandidato de Movimiento Ciudadano, Diego Díaz, que denunció la posible intervención de los hermanos Joel y Gerardo González Díaz, quienes mantienen el control político del municipio desde hace nueve años.

Según los inconformes, la causa del malestar del grupo priista habría sido un corrido que Martín Ruvalcaba realizó y subió a Youtube para apoyar al precandidato Diego Díaz, de quien era simpatizante.

En la canción, una adaptación al tema “A mis enemigos”, que presuntamente le costara la vida al cantante de banda Valentín Elizalde, Ruvalcaba se refiere a los hermanos González y al candidato del PRI a la presidencia Marcos Godínez:

“A ese par de dictadores se les ha mirado triste, saben que van para afuera junto con Marcos Godínez, saben que traen mucha cola, mucha cola que les pisen”.

En otro parte, el corrido señala que cuando gane Diego Díaz, investigaría las tres Administraciones encabezadas por los hermanos González Díaz en El Salto:

“A los hermanos González, los voy a llamar a cuentas, pa’ que le expliquen al pueblo ese par de sinvergüenzas, que digan cómo sacaron pa’ tantas gasolineras”.

La alusión a los establecimientos de gasolina hacia Joel González Díaz, alcalde con licencia y candidato a diputado local por el distrito siete, parte de un secreto a voces que corre en el municipio sobre los negocios de quien fuera propietario de un molino y engordador de puercos y hoy presuntamente convertido en un próspero empresario.

Entre las gasolineras que le atribuyen está una sobre la carretera a Chapala, otra donde operaba el molino de la familia en La Huizachera, otra en San José del 15 y una más en El Muey.

Tras el asesinato del compositor Martín Ruvalcaba, autor de temas para Los Huracanes del Norte y el Coyote y su Banda y quien se definía a sí mismo como “El Rey del Sancho Corrido”, el clima de inseguridad alcanza ya al terreno político donde los opositores a los González mejor han bajado el tono de sus denuncias.

Sólo Jesús Ruvalcaba, primo del compositor y dirigente de “Colonos Unidos del Salto”, se atrevió a presentar una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco por omisiones cometidas por los cuerpos de salud y la policía para atender a su pariente.

Además, en los últimos días, ha sido blanco de amenazas y su domicilio en El Verde es asediado por autos extraños y el paso constante de motocicletas frente a su vivienda.

La próxima semana: Los Mamuts del Salto

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com