Sin pedir audiencia

Arcediano sigue y sigue

Los proyectos hidráulicos nunca han sido lo fuerte del gobierno de Jalisco. Acumula fracasos en los intentos de la presa de La Zurda, de la de San Nicolás y la de Arcediano.

Además, registra casos de conflictos sociales con la del Zapotillo y que ahora se agravan con el tema de la oposición de ejidatarios y propietarios de tierras en los Altos que con recursos legales frenan la construcción del acueducto para León, Guanajuato.

Pero así como sucedió con el proyecto itinerante de construir un embalse en el río Verde, la opción de levantar la presa de Arcediano no ha sido descartada.

En el proyecto hídrico 2013-2018, figuran la del Zapotillo, la presa El Salto (que no está conectada a ninguna parte), la derivadora de El Purgatorio, una más en Acatic y la citada de Arcediano.

La polémica obra del gobierno de Francisco Ramírez Acuña pese a las advertencias de no mezclar las aguas contaminadas del Santiago con las del río Verde; de no contar con suelos firmes para la cortina y los amparos que prolongaron el proyecto, terminaron por cancelarla porque su costo se había duplicado y ya se estimaba en 15 mil millones de pesos.

Tampoco se ha informado de los recursos internacionales que fueron gestionados para la construcción de Arcediano y que son un misterio.

El cinco de octubre de 2006 con folio 0632000015106 ante Banobras, un ciudadano solicitó información sobre el crédito firmado el once de julio de 2005 con la Secretaría de Finanzas de Jalisco por mil 750 millones de pesos para obras de saneamiento y construcción de la presa de Arcediano de los cuales 150 millones de dólares provendrían del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Banobras respondió el 27 de octubre de 2006 que era información reservada por 12 años. Ante el reclamo de revisión, la dependencia investigó y resolvió que se trata del proyecto ME0212 aprobado el 20 de julio de 2005, operado por la Comisión Nacional del Agua y que dispone de 150 millones de dólares del BID a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) y no Banobras.

Para justificar el empleo de parte de los recursos de Arcediano, el Congreso local modificó el decreto 19985 para destinar los tres mil 200 millones de pesos del citado proyecto en la construcción de El Purgatorio.

Unos 800 millones de pesos de esa bolsa ya fueron empleados en la frustrada presa y en la indemnización de afectados y compra de tierras en el fondo de la barranca… pese a este panorama, por lo menos en documentos oficiales, Arcediano no ha sido descartado y ya se analiza otro tipo de cortina.

***    ***    ***

(Lo invito a que me lea, escuche y vea en www.paraleloveinte.com).

martinezmcarlos@hotmail.com