El asalto a la razón

Otra vileza contra fumadores

Como en el célebre promocional (1978) de una esquiadora en el mar siendo acechada bajo la superficie y con la voz (en off) advirtiendo que “cuando todos creían que había pasado el peligro, viene… ¡Tiburón Dos!”, una nueva embestida persecutoria se cierne sobre los fumadores.

Xiuh Tenorio, el promotor inicial de las draconianas restricciones que aprobó la Asamblea Legislativa del DF en 2008 (frente a las cuales el Congreso de la Unión pergeñó una legislación más bien piadosa), se quedó chiquito ante lo que hoy pretende Orlando Anaya González, diputado local del PAN (por el que nadie votó: es plurinominal).

Este individuo presentó ya una iniciativa de reforma a la Ley para la Protección a la Salud de los No Fumadores que, de aprobarse, aun en los espacios públicos al aire libre se demarcarían algo así como corrales con un perímetro inferior a cuatro metros.

El nuevo inquisidor disfruta la sevicia, pues quiere además hacer incómodos los chiqueros que sugiere: sin techos provisionales o fijos, sin sombrillas, sin sillas ni bancas.

¡Aguas con él!

cmarin@milenio.com