El asalto a la razón

El Verde sí… y los demás también

Por cometer delitos electorales, el Partido Verde Ecologista de México deberá pagar multas que superan ya los 180 millones de pesos, los cuales, gimotea, lo obligan a endeudarse.

Tanto dinero, sin embargo, nunca lo pagará el Verde, sino los contribuyentes, que amamantamos a los partidos políticos a través de las prerrogativas de que gozan.

Si quien comete delitos es delincuente, el erario financia las operaciones delictivas del PVEM.

Pero el problema es mayor: como expuso anoche (MILENIO Tv) Héctor Aguilar Camín, todos los partidos están cometiendo el delito de gastar más de lo que les permite la ley, invirtiendo dinero ilegal en sus campañas.

No les bastan los 500 millones de dólares que recibirán este año ni los 15 mil millones de pesos a que equivalen sus tiempos de radio y televisión.

A menos que se crea la vacilada de que para cada diputación solo gastarán un millón 200 mil pesos, el Verde está en la picota, pero ¡peor están todos!

 

cmarin@milenio.com