El asalto a la razón

… Pero ni en un solo cuartel

Si la “búsqueda” de los normalistas de Ayotzinapa en instalaciones militares (hay más de 400) será en un solo establecimiento, a tiempo se está de evitar que un panchero arrebato de delirio se vuelva esquizofrenia.

El secretario de Gobernación reveló (Joaquín López-Dóriga, Radio Fórmula) que desde diciembre se abrió a la CNDH y a los familiares de los estudiantes la posibilidad de “visitar exclusivamente el cuartel militar de Iguala”, pero que no hubo respuesta por parte de los deudos.

Por eso ahora, “para quitar pretextos y polarizaciones”, se les volvió a invitar.

Sin embargo, la precisión sobre el alcance de la insensata “búsqueda” no garantiza que los interesados en implicar al Ejército en ese crimen masivo hallen a los desaparecidos, ya que una revisión seria y minuciosa no abarcaría únicamente cada edificación, cada vehículo, cada azotea, cada cisterna, sino… ¡la destrucción misma del cuartel!

Y es que el sospechosismo quedaría bajo los pisos y cimientos de los edificios, así como en suelo y subsuelo de todas las áreas verdes, calles y veredas…

 

cmarin@milenio.com