El asalto a la razón

Ese soborno solo es… ¡Impensable!

Diputado por Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal (amigo y articulista de este diario) devolvió 15 millones de pesos a la Tesorería de la Federación denunciando que a los legisladores les dieron “bonos millonarios” (en octubre, marzo y julio) dizque por aprobar las reformas estructurales.

Compañera en su bancada, Zuleyma Huidobro González afirmó el jueves (en el pleno camaral) que “los traidores” de la mayoría que puso punto final a la reforma de las leyes energéticas fueron sobornados para que aprobaran las iniciativas y dictámenes.

Sin embargo, el perredista que preside el Comité de Administración en San Lázaro, Guillermo Sánchez Torres, aclaró que el correligionario suplente de Monreal, Ricardo Mejía, firmó el acuerdo del reparto de partidas extraordinarias (que cada fracción maneja sin dar cuentas a nadie).

Dicho lo anterior, si lo afirmado por Monreal y su camarada fuera cierto, ¿a qué imbécil tan extremo pudo habérsele ocurrido pagar por adelantado un moche a quienes, como casi todos los perredistas y las fracciones del PT y MC, como bien se sabía, iban a votar en contra?

 

cmarin@milenio.com