El asalto a la razón

106 senadores no pueden ser idiotas

Hasta el jueves reciente, Arely Gómez González ocupaba uno de los 128 escaños del Senado.

Pidió y obtuvo licencia (fue cálidamente ovacionada por el pleno) para asumir el cargo (resultó efímero) de subprocuradora de Asuntos Jurídicos de la PGR.

Nadie chistó.

Tampoco nadie gimoteó porque la señora sea hermana del doctor Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticias de Televisa (y a partir de enero colaborador de MILENIO con la columna Tercer Grado).

Con licenciatura en derecho y diplomados y maestría en especialización judicial, derecho constitucional, juicio de amparo, y con sólida experiencia en Estudio y Cuenta del Tribunal Fiscal de la Federación o asuntos de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal y como senadora, es impensable imaginarla interviniendo, menos aún decidiendo alguna cosa en el trabajo de su hermano.

Suponer ahora que Leopoldo le diga a Arely cómo procurar justicia es tan idiota como suponer imbéciles a los 106 senadores y senadoras que ayer la ratificaron como procuradora.

cmarin@milenio.com