El asalto a la razón

Reincide pero ya entendió

Adalberto Manuel Guerrero Pérez vuelve a escribir, pero ya sin hacerme reproches ni calumniarme con que sigo encomiendas de Peña Nieto y los señores del poder.

Hasta se despide con el formalismo del “atentamente”:

Antes que nada le agradezco que haya transcrito mi texto en su Asalto a la razón, pero valga la aclaración: aunque a usted no le guste mi percepción de la lectura de su columna ni de todo el periódico y sus programas de televisión, al igual que usted tengo mi opinión y esto no es lo mismo que no entender lo que está escrito o grabado, sino verter mi opinión en el foro que usted ha abierto valientemente al público en general.

Y aunque me haya dicho desentendido, pues esa es solo su opinión. Tengo la mía propia, aunque a algunos no les guste.

Vuelvo a darle gracias porque en esta ocasión no se ensañó conmigo, y gracias por compartir su sentir por la política mexicana, coincido con usted, al igual que tampoco milito en partidos políticos y escribo y digo lo que quiero, solo que no soy director de un medio. Ésta es su ventaja.

Pase usted buen día. Gracias, espero que Adalberto también.

cmarin@milenio.com