El asalto a la razón

Una “ponencia” extra foro

Fuera del foro que se realiza sobre el tema, el lector Antonio Martínez Rodríguez previene contra el uso demagógico del salario mínimo.

Por la experiencia vivida, sostiene, “eso es peligroso”, porque cada vez que se incrementaba, con el solo hecho de anunciarlo, todo aumentaba y la ciudadanía quedaba en peor situación”.

Nunca, dice, se ha visto que en la carrera salario mínimo-inflación ganara el poder adquisitivo.

“El salario mínimo es solo un punto de referencia. Se maneja oferta contra demanda, y recuerdo aquella frase de que el patrón hace como que me paga y yo hago como que trabajo. Cómo se ve que los políticos no piensan en el mejoramiento de la gente”.

Subir los salarios mínimos no es el camino, comenta, y sugiere que mejor se reduzcan los costos, en especial de todo lo que está bajo control del gobierno.

“¿Qué ha pasado con los fabulosos salarios y prestaciones de los empleados de Pemex y CFE? Pues que se ha creado un pasivo impagable, que repercute en sus costos de operación y esto se refleja en combustibles, energía y vida más cara…”.

cmarin@milenio.com