El asalto a la razón

¿Por qué esa noche sí?

Sobre lo sucedido a los 42 normalistas que todos anhelamos aparezcan vivos (aunque las evidencias indican que fueron asesinados igual que Alexánder, ya identificado por uno de los laboratorios forenses más prestigiados del mundo), Luis González de Alba (La Calle, aquí en MILENIO de ayer) se preguntó a propósito de la insidiosa versión, propalada por los vividores de tragedias, que inculpa al Ejército:

…¿qué hacía un centenar de estudiantes de Ayotzinapa en Iguala? Sus dirigentes estudiantiles los habían enviado a robar 45 autobuses para llegar a la marcha del 2 de octubre en el DF…

Pues lo que hacían era cosa común y corriente: para el 26 de septiembre, cuando la administración peñanietista llevaba solo 20 meses, estudiantes de la misma normal rural habían realizado… ¡173! movilizaciones para botear, secuestrar autobuses, vandalizar y saquear comercios. 

En ninguna de esas ocasiones intervino el Ejército.

¿Por qué creer la patraña de que aquella desgraciada noche sí…?

 

cmarin@milenio.com