El asalto a la razón

Dos misteriosos absurdos

A la resistencia del Grupo Independiente de Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a que un grupo internacional de peritos irreprochables realice un estudio de dinámica de fuego en el basurero de Cocula se añade ahora el resultado concluyente del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Sus investigaciones (realizadas de manera prácticamente simultánea con las de la PGR a principios de noviembre de 2014 en el sitio) los llevan a sostener que no hay pruebas científicas de que en ese lugar hayan sido calcinados los cuerpos de los normalistas de Ayotzinapa.

Dos de los integrantes del equipo informan que los 26 expertos con quienes se conformó un grupo multidisciplinario consideran innecesario el peritaje (acordado entre el GIEI y la PGR) que pueda despejar las dudas que surgieron con el estudio del especialista José Luis Torero.

La incertidumbre de todo esto es doble:

a) ¿Por qué tanto el GIEI como el EAAF insisten en que no se realicen nuevos estudios, pese a que así lo recomienda el mismo perito peruano?

b) ¿Qué razón pudo tener la PGR para fabricar la versión del basurero?

 

cmarin@milenio.com