El asalto a la razón

Los 'legionarios' del terror


La tragedia en el colegio de Monterrey es la primera de tal naturaleza en México, pero no la única en una escuela mexicana.

¿Cuántos hechos de sangre al interior de planteles públicos o particulares deben ocurrir para que, sin excepción, se aplique el plan mochila segura?

Se antoja demencial que la revisión de lo que se introduce quede a merced del voluntarismo y no sea una norma obligatoria.

Puede alegarse que las revisiones hacen latoso el ingreso a los recintos; que falta personal; que se ocupa mucho tiempo, la estupidez de que se violan los derechos de la infancia y que blablablá.

Ajá.

“Molestias”, pues, tan explicables como las que después del 11/S se impusieron en los aeropuertos del mundo.

¿Y qué tal el crimen de la filtración y publicación de las fotografías, los hashtags y legiones en el vecindario cibernético que azuzan a los niños a cometer pendejadas?

Aguas, padres y madres que dejan a las redes sociales la comunicación que debieran tener con sus hijos: el vecindario cibernético es cada vez una mayor atracción fatal para la siembra de odios, mentiras y videos...

cmarin@milenio.com