El asalto a la razón

El lado oscuro de una “Gran Familia”

Abusos, maltratos, descuidos y hasta crímenes tales como violaciones ocurren hasta en los mejores internados en muchas partes del mundo.

El caso del albergue La Gran Familia, sin embargo, sobresale y sobresalta, no únicamente por lo tumultuario de su variada población (casi 600 personas) como por las imputaciones directas contra Rosa del Carmen Verduzco Verduzco, Mamá Rosa, tanto por parte de familiares de internos como de víctimas probables.

Sobrecogen en particular los relatos de abusos de menores cometidos por depredadores sexuales (uno de ellos el cuarentón a quien apodan Cito).

A la voz de alerta y solidaridad con la señora que lanzó antier Enrique Krauze, se sumaron ayer la de otro historiador, Jean Meyer, y la del ex presidente Vicente Fox: Mamá Rosa solidario contigo, sé que eres fuerte y sé todo el bien que has hecho a miles de niños y jóvenes, ánimo, te mando un fuerte abrazo (escribió en un tuit).

Sin embargo, por lo que está sabiéndose, el lado oscuro de Mamá Rosa únicamente lo conocía La Gran Familia que habitó un albergue devenido muladar.

cmarin@milenio.com