El asalto a la razón

Un insensato disparo de precisión

Preocupados mucho más por lo que suponen “legal” que por asumir lo sucedido con los normalistas, los representantes de los padres de Los 43 preparan (El Universal del sábado 30 de abril) una ofensiva para tirar el caso, apuntando sus baterías contra la diligencia policiaca del 28 de octubre de 2014, precisamente la principal que desentraña el infausto desenlace: los normalistas (levantados en Iguala por policías y entregados a la delincuencia organizada) fueron asesinados y sus cuerpos quemados hasta la carbonización en el basurero de Cocula, triturados y arrojados al río San Juan (donde se recuperaron más de 60 mil fragmentos, dos de éstos del joven Alexander Mora).

Con desconocimiento de las responsabilidades precisas y de los procedimientos que se siguieron en esa diligencia policiaca, tienen como blanco a la Agencia de Investigación Criminal, cuyo titular, Tomás Zerón, viene a ser lo de menos cuando lo que pretenden es descalificar al órgano encargado de los servicios periciales, de inteligencia e investigación de la Procuraduría General de la República...

cmarin@milenio.com