El asalto a la razón

Ni por el “honrarás a tu padre…”

Luego de que asegurara tener disposición para “exponer los hechos tal y como sucedieron y presentar las pruebas que acreditan que la reunión a que los delincuentes me forzaron a asistir fue en contra de mi voluntad…”, y de que su padre, el ex gobernador de Michoacán, afirmara que eso sucedería, la PGR informó ayer que Rodrigo Vallejo Mora se negó a declarar ante el Ministerio Público federal sobre su relación con Servando Gómez Martínez, La Tuta.

En rigor, el hijo incómodo ejerció su derecho a guardar silencio, lo cual explica, es de inferirse, su consignación por encubrimiento.

Sin embargo, por mayor que fuese el probable crimen que su caso implica (delincuencia organizada cuando menos), ese delito no es considerado grave; se castiga con cárcel de tres meses a tres años y, de no serle imputadas nuevas acusaciones antes de que transcurran 96 horas, podrá salir bajo fianza.

El castigo que no evitará es el de la vergüenza pública por no cumplir su palabra y haber puesto en entredicho a su propio, infausto padre.

 

cmarin@milenio.com