El asalto a la razón

La foto de AMLO nada prueba

La exhibición de fotos donde se les ve posando no prueba que Andrés Manuel López Obrador conociera o haya tenido una relación (conexión, unión, correspondencia, trato) con la siniestra pareja que gobernaba Iguala.

Carismático y popular sin duda, bien pudiera vérsele con quienes, de los 15 millones 896 mil 999 ciudadanos (políticos incluidos) que votaron por AMLO en la elección presidencial de 2012, hayan tenido la oportunidad de fotografiarse con él.

Aciertan con holgura Ciro Gómez Leyva y Carlos Puig (MILENIO de ayer) al hacer ver lo miserable de intentar ligarlo a encubrimientos criminales.

Lo que López Obrador tiene pendiente no es explicar una fotografía razonablemente casual, sino decir cuál es hoy su posición respecto de Lázaro Mazón (de quien por cierto no se conoce que haya cometido un solo delito), el médico cesado de la Secretaría de Salud de Guerrero por haber sido el decisivo promotor político del ex alcalde prófugo y a quien AMLO destapó como precandidato de Morena para gobernador.