El asalto a la razón

Contra la falsa "defensa" de animales

Antonio Martínez Rodríguez escribe:

Su Asalto… con el mago me hace reflexionar que no es posible que ahora se prohíba el uso de todo tipo de animal en cualquier espectáculo. Estamos de acuerdo en que se le proteja, que no se le maltrate, pero hasta ahí. Muchos animales están mejor en cautiverio que en su hábitat natural. A los circos, los zoológicos y a los particulares les resulta muy caro el alimento y otros gastos. Con su exhibición se recupera esta inversión. Si ya no van a poder emplear a esos animales, ¿cuál es el futuro de éstos?, ¿regresarlos a su entorno “natural”? Su futuro es morir. Igual va a suceder con los toros de lidia y los gallos de pelea. Se van a extinguir esas especies...

Javier Fernández, a su vez, comenta y denuncia:

En Naucalpan se prohíben animales en espectáculos circenses pero nada se hace para resolver el problema “del desastroso estado del pavimento, que está desbaratándose: los agujeros  ocupan más espacio que las secciones en buen estado. ¡Y tengo entendido que Naucalpan es uno de los municipios más ricos del Estado de México y del país…!

cmarin@milenio.com