El asalto a la razón

Si gana Trump, ¿gana Peña?


Soy de los ofendidos por el pobre idiota millonario Donald Trump.

Eso quedó evidenciado en mi conversación (en rigor no una entrevista sino una discusión sin cortapisas) con el presidente Enrique Peña Nieto del viernes 2 y transmitida el martes 6 de septiembre en MILENIO Televisión.

Como dije entonces y escribí después, lejos de indignarme la invitación a Los Pinos, me pareció (y me parece) que honra a los agraviados invitar a dialogar a sus ofensores.

Mi discrepancia con Peña nada tuvo que ver con que lo recibiera, sino porque no reflejó en público la indignación de su gobierno y de sus gobernados ante las ofensas del imbécil que hacen suyas los tumultos de cándidos que le han dado su apoyo.

El recordatorio viene a cuento porque en estas vísperas de la elección en Estados Unidos ha crecido a niveles que acalambran la probabilidad de que Trump se convierta en presidente.

Si en septiembre a muchos les pareció un error que Peña lo invitara, dos meses después pareciera que, aun a costa de su popularidad, acertó... pero se le endosará haber "hecho campaña" en favor de Trump.

cmarin@milenio.com