El asalto a la razón

La conferencia de Osorio Chong

Miguel Ángel Osorio abrió a los reporteros su conferencia sobre la segunda fuga de El Chapo y Miriam Castillo, de MILENIO, disparó:

–¿Está su renuncia en la mesa…?

Para abrir boca, la interrogante debe haberle caído como cucharada de chile habanero, pero respondió que los momentos de crisis no son para renunciar, sino para enfrentarlos.

Técnicamente respondió como debía porque, después de todo, su salida complicaría más aún los problemas de inseguridad, corrupción e impunidad que se padecen, y al inicio de su exposición había ya mojado la pólvora de las puestas en duda del nivel de confiabilidad del penal del Altiplano, pues cumple con las normas internacionales de máxima seguridad.

El respeto a las disposiciones legales en materia de derechos humanos y escuchas telefónicas (o de boca a boca), argumentó, impidió anticipar lo que fraguaba el delincuente.

Del chisme de supuestos agentes de la DEA sobre intentos anteriores de escape (comprado por la agencia AP) quedó como cuento chino y este martes, qué bueno, el Túnel del Bochorno será abierto al público y va para largo la función...

 

cmarin@milenio.com