El asalto a la razón

Es claro, pero les parece turbio

Ayer tocó a la Asociación Nacional de Abogados Democráticos plantear sospechosistas inquietudes acerca de lo que viene sabiéndose de la investigación de la Procuraduría General de Justicia del DF sobre el asesinato múltiple en la Narvarte:

Karla Micheel: “Hay elementos que no quedan claros; el hecho de que estén identificando a personas como probables responsables, uno de ellos malabarista en la calle, otro pulidor y otro acomodador de carros, que no nos explicamos cómo pueden tener acceso a un arma de uso exclusivo del Ejército con silenciador, como es una nueve milímetros con la que se cometió el crimen…”.

La explicación es muy sencilla: como suelen hacerlo los delincuentes, en el turbio, amplio y accesible mercado negro.

David Peña: “Del robo, la Procuraduría no sabe decir qué se robaron…”.

Al parecer computadoras y celulares… más lo que uno de los homicidas pudo acarrear en la maleta con que aparece en el video y que solo hasta que lo averigüe la Procuraduría sabrá decir qué diablos.

Si el principio del conocimiento es la duda, las deducciones lógicas ayudan a despejarla.

cmarin@milenio.com